Seis provincias iraquíes del sur del país, en su mayoría de población chií, votaron mayoritariamente a favor de la nueva Constitución iraquí, informó ayer la agencia de noticias iraquí.

Según la fuente, "más de el 90 por ciento votó a favor de la Constitución iraquí" en las provincias de Basora, Kerbala, Mizan, Nayaf, Ziqar y Wasat, todas al sur de la capital.

La nota puntualiza, sin embargo, que en la provincia de Saladino, al norte de Bagdad y de mayoría musulmana suní, "un 91 por ciento de los votantes" rechazaron el texto constitucional.

El rechazo de esta provincia puede ser fundamental para que no se apruebe la Carta Magna, ya que la ley electoral iraquí señala que el texto no será refrendado si dos tercios de la población de tres provincias así lo votan.

La agencia, que cita fuentes de la Comisión Suprema Electoral, desglosó, además, el porcentaje de participación en el referéndum del pasado sábado en 14 de las 18 provincias del país, a falta de su confirmación oficial.

En las tres provincias del Kurdistán iraquí la participación superó el 70 por ciento del censo: en Dohuk acudieron a las urnas el 85 por ciento de los votantes; en Arbil, el 90, y en Suleimaniya, el 75 por ciento de los electores. En Diala, un 66 por ciento de los votantes acudió a las urnas, mientras que en Salahedin lo hicieron un 88 por ciento. En las provincias del sur, la participación fue la siguiente: Basora 63 por ciento; Kerbala 58; Misan 57; Nayaf 56; Ziqar 54; y Wasat 54 por ciento.