El comisario europeo de Seguridad, Libertad y Justicia, Franco Frattini, felicitó a las autoridades holandesas por la detención de siete jóvenes sospechosos de terrorismo y llamó la atención sobre la necesidad de prevenir la radicalización de este tipo de personas en edades tempranas.

Frattini expresó su "preocupación particular" por la corta edad de los detenidos -seis hombres de entre 18 y 30 años y una mujer de 24 años- y reiteró la necesidad de prestar atención a los jóvenes "en sus años de formación y en una edad en la que son más vulnerables a caer en ideas radicales y violentas".

"La promoción de la diversidad cultural y de la tolerancia, y el diálogo interreligioso podría en este contexto contribuir a detener el desarrollo de mentalidades violentamente radicales", consideró Frattini, según un comunicado de la Comisión Europea.