El primer ministro británico pretende abrir un diálogo sobre el futuro modelo social europeo y las reformas que debe acometer la UE para hacer frente a la globalización. Precisamente para tratar de dar un impulso a esa agenda, Blair, que, según informó ayer el "Financial Times", ha reconocido que está estancada, ha convocado una cumbre informal en Hampton Court Palace, cerca de Londres, los próximos días 27 y 28. Según el "Financial Times", Blair atribuye la parálisis de la agenda europea al rechazo francés de la Constitución europea y al desenlace poco claro de las recientes elecciones alemanas.