Socialdemócratas y conservadores alemanes no cuentan con solucionar antes del domingo el contencioso sobre quién dirigirá una eventual coalición de Gobierno y, aún antes de la reunión de anoche entre el canciller Gerhard Schröder y la aspirante Angela Merkel, ya se han convocado nuevos encuentros.

"No contamos con un resultado antes del domingo", anunció la aspirante y presidenta de la Unión Cristianodemócrata (CDU) tras una reunión de su ejecutiva, que sirvió para preparar el encuentro de anoche y para analizar el último del pasado miércoles.

La líder conservadora no quiso explicar de dónde sacaba la certeza de que no habrá resultados antes del domingo, pero el caso es que esta fecha ya circulaba desde el miércoles por la tarde, nada más convocarse la reunión extraordinaria para anoche.

El presidente del Partido Socialdemócrata Alemán (SPD), Franz Müntefering, fue aún más claro: "Pasen un buen fin de semana. No se molesten en averiguar nada, porque no lo conseguirán antes del lunes", dijo entre las carcajadas de los periodistas.

A la cumbre de anoche asistían Schröder y Müntefering, por un lado, y Merkel, y el líder bávaro y presidente de la Unión Cristiano Social (CSU), Edmund Stoiber, por el otro.

El miércoles, en la última reunión de "sondeo", como se están llamando estos encuentros previos, se había avanzado tanto en los contenidos que tanto Merkel como Schröder hablaron de una buena base para emprender negociaciones de coalición, eso sí, siempre y cuando se logre una solución al problema del "personal".

Negociaciones formales

Merkel no quiso avanzar nada respecto a cuál será su estrategia, pero dejó claro que tampoco el domingo se sabrá cuál será el reparto exacto de cargos. Eso es algo, subrayó, que forma parte de las negociaciones formales de coalición y no del tanteo previo.

"No queremos una solución basada en el mínimo denominador común. Lo que queremos es una coalición de las nuevas oportunidades", señaló ayer Merkel, para quien, por ese motivo, "no debe haber prisa".

Müntefering fue más determinante en lo que respecta a la táctica con la que acudirá a la reunión de esta noche, a la que seguirán otras. No quiso decir cuántas.

El líder socialdemócrata subrayó que Schröder es el canciller y el candidato a canciller. "Con este objetivo entramos en las negociaciones y no hacemos ningún tipo de matices", respondió Müntefering, echando así por tierra todas las cábalas respecto a una eventual participación del actual canciller Schröder en un Gobierno dirigido por Merkel.