El alcalde de Nueva York, Michael Bloomberg, pidió a los habitantes de la ciudad que estén alerta ante "posibles atentados en el metro", al haberse recibido "amenazas específicas" que proceden "de fuera" del continente americano. Bloomberg precisó que "es la primera vez que se recibe una amenaza de este tipo" y que se cuenta con "elementos suficientes" para justificar la alarma, aunque eludió entrar en detalles. Bloomberg precisó que el servicio de metro continuará con normalidad, aunque se reforzará la vigilancia y se intensificará el control de seguridad en las estaciones.