Conocidos ´señores de la guerra´ afganos, algunos acusados de abusos contra los derechos humanos, lideran el recuento de las elecciones legislativas del pasado 18 de septiembre en Afganistán, escrutado el 90 por ciento de los votos.

Como se sospechaba, varios comandantes de milicias y antiguos muyahidín, además de algún ex talibán, estarán con casi total seguridad entre los 249 parlamentarios de la Wolesi Jirga (Cámara Baja), a falta de que se divulguen los resultados definitivos.

Escrutado el 90 por ciento de los votos emitidos por los 6,8 millones de afganos que participaron en los comicios parlamentarios y provinciales, el resultado ofrece los quebraderos de cabeza que se temían observadores como la Unión Europea (UE).

Los resultados provisionales de algunas provincias serán dados a conocer hoy aunque faltarán por anunciar los de lugares como Herat, Paktika o Khost pues se ha decidido divulgarlos por fases.

Pero, según la página web de la Comisión Electoral afgana (JEMB), la suerte parece echada en provincias como Kabul. Encabeza el recuento Hayi Mohamed Mohaqeq, un conocido "señor de la guerra" de etnia hazara acusado de liderar un Ejército durante la época de los muyahidín, seguido del ex jefe militar Yunus Qanuni, principal opositor al presidente afgano, Hamid Karzai.