El presidente Putin, instó ayer a la UE a avanzar para eliminar el visado para los ciudadanos rusos que quieran viajar a su territorio y a la par prometió que Moscú garantizará el suministro de gas y petróleo al Viejo Continente. Rusia facilitará el retorno de los ciudadanos que se encuentren en la UE de manera ilegal. En contrapartida, Bruselas estudiará acelerar la concesión de visados para los rusos.