Por amplia mayoría de votos la Cámara Legislativa palestina aprobó ayer una moción de censura contra el Gobierno del primer ministro Ahmed Qurea a raíz de la anarquía en los territorios palestinos de Cisjordania y Gaza.

Por 43 votos a favor, cinco en contra y otras cinco abstenciones, el Parlamento dio un plazo de dos semanas al presidente de la Autoridad Nacional Palestina (ANP), Mahmud Abás, para cambiar el Gobierno de Qurea (Abú Alá) al reprobar su gestión para poner fin al caos sembrado por milicias y bandas de delincuentes armados en los territorios bajo su control.

Las opciones del presidente Abás son tres, la primera de ellas encomendar la formación de un nuevo Gobierno a otra personalidad palestina del movimiento oficialista Al Fatah, dijeron fuentes de la Cámara a los periodistas.

Las otras dos son otorgar al primer ministro Qurea la oportunidad de reorganizar o formar un nuevo Gabinete nacional, o introducir cambios en el plantel de ministros y pedir la confianza del Parlamento como si fuese un nuevo Gobierno.

La gota que colmó el vaso fueron los sangrientos tiroteos del domingo en Gaza entre policías de la Autoridad Nacional Palestina (ANP) y milicianos de Hamás, en los que murieron un oficial, el mayor Alí Bikaui, y dos civiles. Otros 50 resultaron heridos.

El Parlamento dio un plazo de catorce días a Abbas para cambiar el Gobierno de Qurea al reprobar su gestión para imponer la ley y el orden, y erradicar el caos sembrado desde hace meses por milicias de la resistencia y bandas de delincuentes armados.

Fuentes de Al Fatah, en un pulso cada vez más ostensible con Hamás, el popular movimiento de la resistencia islámica, dijeron a los periodistas que Qurea "sacrificaría" a su ministro del Interior, el general Naser Yusef, a cargo de los organismos de seguridad, y de ese modo seguiría al frente del Gabinete Nacional que preside Abás.

Se ignora aún de que forma puede influir el posible cambio de Gobierno palestino sobre la participación de Hamás, por primera vez, en las elecciones parlamentarias del próximo 25 de enero.

Yusef condenó abiertamente a los milicianos de Hamás, por medio de un comunicado público, afirmando que "quebrantaron la ley" y "desacataron" a las autoridades policiales durante los disturbios del domingo, lo más violentos en la franja de Gaza desde que se retiró de ese territorio el Ejército israelí.