La fiscal jefe del Tribunal Penal Internacional para la antigua Yugoslavia, Carla del Ponte, afirmó ayer que las autoridades croatas "cooperan plenamente" con el TPIY, lo que abre la vía al comienzo de las negociaciones de adhesión de ese país con la UE.

"Por fin hemos logrado nuestra plena cooperación, pero no fue fácil", señaló Del Ponte en una rueda de prensa en Luxemburgo, donde entregó su último informe sobre Croacia al mismo Consejo de Ministros de la UE que intenta cerrar un acuerdo sobre el marco de las negociaciones de adhesión de Turquía.

"Puedo decir que desde hace unas semanas Croacia está cooperando plenamente con nosotros y está haciendo todo lo que puede para localizar y detener a (el general) Ante Gotovina", señala Del Ponte en el documento.

La fiscal se declaró "decepcionada" porque Gotovina, el último fugitivo croata del TPIY, aún no se encuentre en La Haya, aunque confió en que lo esté pronto y dijo que sería "feliz" si obtuviera la misma cooperación de Serbia y Montenegro.

"Croacia ya ha entendido el mensaje. Los demás son bienvenidos," declaró y recordó que aún están en libertad los criminales de guerra serbobosnios Radovan Karadzic y Ratko Mladic, diez años después de los Acuerdos de Dayton que pusieron fin a la guerra en Bosnia.