El embajador de España en Indonesia, Dámaso de Lario Ramírez, aseguró ayer que la colonia de residentes en ese país "está bien" y añadió que entre los muertos y los heridos en los atentados ocurridos en ese país que han sido identificados no hay ningún ciudadano español.

"No puedo decir con absoluta certeza que no haya ninguna víctima, porque hay aún diez muertos sin identificar y cerca de setenta heridos", declaró a Efe-Radio De Lario, que añadió que "no parece en principio que haya víctimas españolas", pero que no podrá confirmar ese dato con seguridad hasta que haya una lista oficial de heridos y fallecidos.

El embajador explicó que los residentes españoles en las zonas donde se cometieron los atentados están bien, pero que es más difícil saber el estado de los turistas, que cuando visitan el país no se registran ante las autoridades diplomáticas.

De todos modos, De Lario afirmó que desde la embajada se ha contactado con los hoteles propiedad de cadenas españolas y con varios hospitales y que en ninguno de esos lugares han tenido noticias de víctimas españolas.

Añadió que "es imposible decir cuántos turistas españoles hay en estos momentos en el país, pero no creo que sean muchos por la época del año: es temporada baja y hay menos visitantes que en Semana Santa o en pleno verano".

Sobre la situación en Indonesia, dijo que "el país está absolutamente tranquilo" y que las Fuerzas de Seguridad "estaban en alerta hace tiempo, porque se rumoreaba que podía haber un atentado en Yakarta, aunque finalmente se produjo en Bali".