El presidente de Indonesia, Susilo Bambang Yudhoyono, condenó la oleada de atentados que golpearon ayer la isla de Bali, causando al menos 24 muertos y decenas de heridos.

"Como presidente de Indonesia condeno estos actos inhumanos. Es obvio que esto es un acto terrorista porque ha sido indiscriminado y en sitios públicos", declaró el primer mandatario indonesio en rueda de prensa en el aeropuerto militar de Yakarta, antes de partir hacia la isla de Bali.

El presidente mantuvo una reunión de crisis con la plana mayor del gabinete y los dirigentes de la Policía y los servicios secretos.