La Guardia Civil, en colaboración con la Policía Nacional y diferentes Policías Locales de la isla, ha desarticulado una banda organizada que se dedicaba al robo en el interior de viviendas. Por el momento, han sido detenidas cuatro personas, tres hombres de nacionalidad albano-kosovar y una mujer colombiana. Este es el resultado de una investigación que empezó hace dos meses debido a las numerosas denuncias recibidas en diversas localidades de Mallorca.

Los investigadores no descartan realizar más arrestos y, aunque han esclarecido un gran número de asaltos cometidos en Santa Ponça, Costa den Blanes o Felanitx, sospechan que existen otros grupos de personas, también ciudadanos del Este, que tienen la misma actividad y que podrían seguir en la isla.

Primeras detenciones

La Guardia Civil estableció un plan de prevención e investigación, centrándose en bandas organizadas procedentes del este de Europa. Las gestiones dieron como resultado la detención en la zona de Bendinat de un albano-kosovar.

El segundo arresto se llevó a cabo el pasado viernes día 23 después de que el propietario de una vivienda de la Costa den Blanes sorprendiera a unos ladrones en el interior. El afectado alertó a la empresa de seguridad privada que se encarga de vigilar la urbanización, por lo que se inició una persecución junto con agentes de la Guardia Civil.

En la huida, el ladrón, de nacionalidad albano-kosovar, saltó por un puente de Bendinat, resultando herido de gravedad. Por el momento, el hombre continúa en la Unidad de asistencia a detenidos de Son Dureta, bajo custodia policial.

A partir de estos dos arrestos, el pasado miércoles, la Policía Nacional se encargó de la detención de un tercer sospechoso, de la misma nacionalidad que los anteriores y que se disponía a abandonar la isla rumbo a Valencia.

El hombre se alojaba en unos apartamentos de Palma y la Policía encontró gran cantidad de documentación, teléfonos móviles y varios relojes. Los policías comunicaron el arresto a los agentes de la Guardia Civil, que se hicieron cargo del acusado.

Los investigadores realizaron también otros dos registros domiciliarios y detuvieron a una cuarta persona, una mujer de nacionalidad colombiana, al parecer, compañera sentimental de uno de ellos. La mujer quedó en libertad tras prestar declaración aunque está imputada en los hechos.

Con las gestiones practicadas se han aclarado diferentes robos cometidos en Santa Ponça y Felanitx. También se han recuperado efectos que habían sido sustraídos en la urbanización Arabela-Son Vida de Palma. Sin embargo, la Guardia Civil no relaciona únicamente a esta banda desarticulada con los robos en esa zona.

Esta organización utilizaba un vehículo de alquiler para cometer los asaltos, que fue arrendado con documentación falsa.

Los efectos sustraídos o el dinero que podían conseguir con su venta era destinado a diferentes países del Este. Los investigadores continúan con las investigaciones y no descartan realizar en breve otras detenciones.