El secretario general de la OTAN, Jaap de Hoop Scheffer, anunció ayer el envío de fuerzas adicionales a Afganistán para contribuir a la seguridad durante las elecciones presidenciales del 9 de octubre próximo, entre ellas un batallón español que actuará como fuerza de reacción rápida.

Al batallón español, de unos 800 efectivos según fuentes de la OTAN, se unirá sobre el teatro de operaciones un batallón italiano de fuerzas de reserva. Las fuentes de la Alianza Atlántica no dieron detalles sobre la labor de los batallones ni dónde estarán desplegados.

Estas fuerzas adicionales llegarán a Afganistán en septiembre y permanecerán allí durante ocho semanas, según un comunicado de De Hoop Scheffer.

El Secretario General de la OTAN anunció que los 26 embajadores del Consejo Atlántico aprobaron ayer formalmente los planes militares para el despliegue de los refuerzos, acordado por los jefes de Estado y Gobierno aliados en su cumbre celebrada en Estambul el pasado mes de junio.

En Estambul la OTAN decidió aumentar la Fuerza de Asistencia para la Seguridad en Afganistán (ISAF) de sus actuales 6.500 efectivos a 10.000 con motivo de las elecciones, y crear cinco Unidades de Reconstrucción provincial (PRT) en el norte del país para ofrecer seguridad en los comicios y ayudar a la reconstrucción.