El canciller alemán, Gerhard Schröder, pidió al Reino Unido que adopte el euro para "pertenecer totalmente a Europa", al tiempo que señaló que el continente europeo y Estados Unidos deben evitar confrontaciones como la de la crisis iraquí. En una entrevista con la BBC, advirtió de la posible pérdida de poder económico británico.