Un grupo vinculado al supuesto terrorista jordano Abu Musab al-Zarqaui anunció ayer la ejecución de Ivailo Kepov, uno de los dos ciudadanos búlgaros que mantenía secuestrados en Irak desde el pasado 8 de julio. La cadena de televisión Al Yazira dijo que había recibido una cinta de vídeo en la que estaba grabada la ejecución, aunque se abstuvo de emitirla.

En la misma cinta, los secuestradores advirtieron que están dispuestos a ejecutar al segundo de los rehenes en un plazo no superior a las veinticuatro horas si el Gobierno de Sofía no cumple con sus condiciones, agregó Al Yazira.

El segundo de los secuestrados, Gueorgi Lazov, de unos 30 años, aparece vestido con un mono de color naranja delante de tres individuos armados y enmascarados, tocados con ropas oscuras, mientras éstos leen el texto en el que manifiestan sus amenazas de matar al rehén, según asegura la cadena qatarí de televisión,

El grupo, denominado "Tawhid wa Yihad" (Monoteísmo y Guerra Santa), exigía como condición para liberar a los rehenes que se pusiera en libertad a todos los presos iraquíes en poder de EEUU.

El pasado sábado, el ministro búlgaro de Asuntos Exteriores, Solomon Passi, pidió a los captores la libertad de los ciudadanos de su país ya que Bulgaria no podía satisfacer sus exigencias porque "lo que piden no está bajo nuestra responsabilidad".

"Esos dos búlgaros son dos ciudadanos que llegaron a Irak a trabajar para mantener a sus familias. No pertenecen a las Fuerzas Armadas. Son gente corriente", recalcó el jefe de la diplomacia búlgara.

La ejecución del trabajador búlgaro se conoce horas antes de que expire el plazo dado por los secuestradores de un ciudadano filipino, que se encuentra asimismo secuestrado.

Precisamente, la ministra de Exteriores de Filipinas, Delia Albert, insistió ayer en que las tropas filipinas desplegadas en Irak saldrán de allí, pero no dijo la fecha concreta de la partida.

La nota oficial de Albert intentó disipar la duda surgida sobre cuál es la posición exacta del gobierno de la presidenta Gloria Macapagal Arroyo respecto a la demanda de un grupo armado iraquí de asesinar a Angelo de la Cruz si Filipinas no retira sus tropas de Irak.