El ataque palestino de ayer en Tel Aviv, en el que murió una persona y otras 20 resultaron heridas, fortalecerá, según el Gobierno, los argumentos de Israel, condenado en el Tribunal de La Haya por su "valla de separación".

"Este ha sido el primer atentado terrorista auspiciado por el dictamen de ese Tribunal", reaccionó ayer el primer ministro israelí, Ariel Sharón. Sharón calificó de "unilateral" ese dictamen, interpretado como una "victoria histórica" por la Autoridad Nacional Palestina (ANP).

De momento, las autoridades policiales no han podido determinar si quien colocó la bomba que estalló a primeras horas de la mañana en Tel Aviv fueron palestinos procedentes de Cisjordania, donde Israel erige el muro "para impedir la infiltración de terroristas".

El dictamen de La Haya reconoce el derecho de Israel a defender a sus ciudadanos, pero condena la construcción del muro, que tendrá 700 kilómetros, por el daño que causa a civiles inocentes en un territorio ocupado, que conquistó en la guerra de 1967.

En una parada de autobuses

El atentado en una parada de autobuses del bulevar Har Tsion, que se adjudicaron dos facciones palestinas -las Brigadas de los Mártires de Al Aksa, afiliadas a Al Fatah, y el grupo disidente del coronel Abu Musa- ha sido el primero en Tel Aviv desde abril del año pasado. En esa ocasión, un integrista islámico procedente de Londres, y al servicio de Hamas en Gaza, se inmoló en un bar y causó tres muertos.

"Los terroristas se apuraron a mostrar ayer al mundo lo que no vieron los jueces en La Haya" el viernes anterior, comentó el primer ministro Sharon al comenzar una consulta con sus ministros de Exteriores, Silván Shalom, y de Justicia, Yosef Lapid.

Desde marzo pasado, cuando helicópteros Apache de la Fuerza Aérea israelí mataron al fundador de Hamas, Ahmed Yasín, y a su líder político, Abdel Aziz Rantisi, ninguna de las facciones de la resistencia palestino logró vengarlos.

Fuentes del Ejército y de los organismos de seguridad israelíes consideran que esa valla de seguridad -que Israel seguirá levantando, según el ministro de Exteriores Shalom- es uno de los factores de que hayan disminuido drásticamente, en los últimos meses, los atentados de suicidas y otros militantes palestinos.

El ataque en Tel Aviv se produjo en medio de una nueva escalada de violencia a pesar de los esfuerzos del Cuarteto de Madrid para impulsar su plan de paz, la "hoja de ruta", con la ayuda de Egipto, tras la decisión adoptada por el Gobierno de Israel para evacuar de forma unilateral la franja de Gaza.