Varias ciudades iraquíes han sido escenario en las últimas 24 horas de manifestaciones favorables a Sadam Husein en respuesta a otras que exigían la ejecución del ex presidente. Las manifestaciones a favor del derrocado dictador se registraron en la ciudad de Baquba, situada en el llamado "triángulo sunita", conocido por su simpatía al antiguo régimen.

"Sacrificamos nuestras almas y nuestra sangre por ti, Sadam", gritaban centenares de iraquíes, algunos de ellos armados y enmascarados, que también corearon eslóganes en contra del Gobierno del primer ministro Iyad Alaui.

Esta fue la última manifestación a favor del dictador desde su captura en diciembre pasado en Tikrit, su ciudad natal, y respondía a otra convocada ayer en Amara, unos 350 kilómetros al sureste de Bagdad, en la que militantes de varios partidos chiítas exigieron "la ejecución" de Sadam.