Cuatro palestinos murieron ayer y otros dos resultaron heridos al hacer explosión un coche cerca del asentamiento judío de Netzarim, en la franja de Gaza. Cuatro de los muertos pertenecen al Comité de Resistencia Popular de la Intifada, relacionado con las Brigadas de los Mártires de al-Aksa, según señalaron fuentes palestinas.

Fuentes de la seguridad palestina y del hospital dijeron que el coche fue alcanzado por un proyectil de tanque o por un misil lanzado por un helicóptero Apache.

Con este suceso son cinco los palestinos muertos en la jornada de ayer. Soldados israelíes mataron de un disparo en el pecho a Halima Odeh Abu Samahdana, de 15 años, en la localidad de Rafah, al sur de la franja de Gaza, informan fuentes palestinas.