Varios miembros del Congreso de EEUU expresaron ayer su preocupación por la escasez de soldados y la movilización forzosa de más de 5.600 reservistas que, cumplidos sus compromisos militares, se encontraban integrados en la vida civil. El Pentágono, que tiene apostados 318.000 soldados del Ejército y 56.000 de la Infantería de Marina en diferentes partes del mundo, presentó ayer al Congreso un calendario para la rotación de tropas en Irak y Afganistán.