El Gobierno de Teherán anunció ayer que presentará a la Justicia iraquí una acusación contra el depuesto presidente de Irak Sadam Husein, por atacar Irán y emplear armas químicas durante la guerra que mantuvieron ambos países de 1980 a 1988.

El anuncio fue hecho en Teherán por el portavoz del Ministerio iraní de Exteriores, Hamid Reza Asedi, quien insistió en que el juicio "debe ser público y transparente, y tiene que tratar todos los crímenes que ha cometido Sadam".

"Uno de estos crímenes fue atacar Irán y emplear durante esa guerra armas químicas que mataron a miles de soldados y civiles iraníes", explicó Asefi.

"Por ello, hemos preparado un documento que presentaremos ante el Tribunal Especial Iraquí que juzgará al dictador, añadió el portavoz ministerial y señaló que el pliego de acusaciones "será entregado en el momento oportuno", sin precisar una fecha.

Explicaciones a Bagdad

Asefi dijo que su Gobierno ha pedido explicaciones a Bagdad porque "el ataque contra Irán no figura entre los cargos" contra Sadam Husein, "aunque el juez ha dicho que este asunto será abordado más adelante".

Teherán afirma que más de un millón de iraníes perdieron la vida durante el conflicto bélico, causado por la disputa sobre la región meridional de Shatt al-Arab, en la frontera entre ambos países y que es la salida de Irak al golfo Pérsico.

El presidente del Parlamento iraní, Hadad Adel, dijo ayer que su país preferiría que el derrocado presidente de Irak fuera juzgado por un tribunal internacional y no por uno iraquí.

Además, consideró que el juicio contra Sadam "debe ser también un juicio contra Estados Unidos", país al que acusó de haber apoyado al régimen de Bagdad durante la guerra contra Irán.

Adel citó como ejemplo de este apoyo el derribo en 1988 de un avión de pasajeros iraní por un misil disparado por un destructor estadounidense desde el golfo Pérsico, lo que causó la muerte de sus 290 ocupantes. "Esa acción, que representa un ejemplo del terrorismo internacional, tuvo como principal objetivo apoyar a Sadam Husein", agregó.

"El ataque iraquí contra Irán es el capítulo más importante de los crímenes de Sadam. Veremos si en el juicio se descubrirá la verdad o será mera propaganda para engañar a la opinión pública mundial", agregó. Irán es considerado por EEUU como uno de sus principales enemigos en la zona y con el que Washington suspendió relaciones diplomáticas hace 24 años.