El FBI instó a todas las fuerzas de seguridad de EEUU a que refuercen efectivos y medidas de prevención ante potenciales ataques terroristas en coincidencia con la celebración, mañana del Día de la Independencia.

No obstante, precisó que no hay indicios seguros que justifiquen que vaya a producirse un atentado o que se incremente la alarma.

"Sabemos que el territorio estadounidense sigue siendo un objetivo prioritario para Al Qaeda", advirtió el FBI en la circular que cada semana envía a todas las agencias policiales del país.

Hay continuos indicios de que la red terrorista planea un atentado a gran nivel para el verano o el otoño, posiblemente coincidiendo con algún evento especial en Estados Unidos, como pueden ser las próximas convenciones nacionales de los partidos Demócrata y Republicano, pero también el 4 de julio, Día de la Independencia.