Toda la Leche Pascual es

100% Bienestar Animal

ALIMENTACIÓN SALUDABLE

Esta vaca lechera no da una leche cualquiera

Dice el refranero mexicano que “desde leguas se conoce la vaca que ha de dar leche”. No le falta razón. Por muy obvio que parezca, la mejor leche procede de las mejores vacas, esto es, de las más sanas, mejor cuidadas, mejor alimentadas, mejor tratadas. Una leche obtenida mediante un proceso cuidado, y controlando todos los parámetros que pueden afectarla, es clave para obtener una leche de alta calidad. Y ¿qué es una leche de alta calidad?

Atala Martín |  BeContent

Lograr un aporte adecuado de calcio es importante en la adquisición de una correcta masa ósea a lo largo de la infancia y la adolescencia, lo que disminuye el riesgo de padecer osteoporosis en etapas posteriores de la vida. También parece conveniente aproximar la ingesta de calcio a la recomendada en cada edad para lograr otros beneficios sanitarios, en la prevención y control de obesidad e hipertensión, resistencia a la insulina y formación de cálculos renales.

Un estudio del departamento de Nutrición de la Facultad de Farmacia de la Universidad Complutense de Madrid y de la Universidad Alfonso X El Sabio, asegura que más del 75% de los españoles tomamos menos calcio del recomendado y la leche y productos lácteos siguen siendo, por su facilidad de consumo y biodisponibilidad, las mejores fuentes dietéticas de este nutriente.

Además, supone una fuente de proteínas de alta calidad, y aporta cantidades importantes de vitamina D, así como otros muchos nutrientes esenciales para nuestro organismo.

Sin embargo, no todas las leches son iguales. Las principales propiedades de este producto tan importante en la alimentación dependen de cómo se trate desde su origen. El objetivo principal es preservar al máximo el valor nutricional de la leche para obtener el mayor beneficio.

Para ello es crítico el cuidado del producto durante toda la cadena de valor. Una leche obtenida mediante un proceso cuidado, y controlando todos los parámetros que pueden afectarla, es clave para obtener una leche de alta calidad.

Los tres puntos fundamentales que influyen directamente en su calidad nutricional son: las ganaderías, su transporte hasta la planta y el envasado.

AENOR Conform de Bienestar Animal AENOR Conform de Bienestar Animal

Las “vacas felices” van a producir más y mejor leche, con menos problemas de salud, con mayor eficiencia productiva y con un menor impacto medioambiental. El certificado AENOR Conform de Bienestar Animal garantiza las condiciones de vida de los animales de granja, en este caso del ganado vacuno.

Esta certificación es la única operando actualmente en España que cumple los requisitos establecidos en Welfare Quality®, garantizando una auditoría exhaustiva en todas las fases de producción y la máxima información y transparencia al consumidor. La obtención del certificado pasa por superar una auditoría donde se evalúan parámetros en cuatro grandes bloques: buena alimentación, buen alojamiento, buena salud y comportamiento apropiado de los animales.

Las ganaderías tienen que tener unas instalaciones adecuadas para el alojamiento del ganado, para el descanso y protección frente a las inclemencias del tiempo; así como acceso a la comida y bebida adecuado para todos los animales de la granja. Además, deben cumplir unos requisitos de higiene tanto en los animales, como en el manejo de los mismos. Los animales tienen que estar en unas condiciones de salud adecuadas, con protocolos de control y prevención de enfermedades y bajo supervisión veterinaria.

Nosotros no hacemos leche, la leche la hacen nuestras vacas, por tanto, nuestro trabajo es dar lo mejor en cada parte del proceso para asegurar que llegue nuestra mejor leche a las familias españolas Félix Díez, responsable de Bienestar Animal de Calidad Pascual

En España, Calidad Pascual es el único fabricante con esta distinción, lo que significa que toda la Leche Pascual es 100% bienestar animal. Para ello, cuentan con un equipo técnico de veterinarios, ingenieros agrónomos y de laboratorio a disposición de todos los ganaderos. “Acompañamos y asesoramos a nuestros ganaderos creando relaciones de larga duración. El 80% de ellos llevan trabajando con nosotros más de 15 años”, indica Félix Díez, responsable de Bienestar Animal de Calidad Pascual.

Las granjas también tienen que permitir un comportamiento normal de los animales y una interrelación correcta con el personal de la granja. “En definitiva, tienen que ser vacas felices. Nosotros no hacemos leche, la leche la hacen nuestras vacas, por tanto, nuestro trabajo es dar lo mejor en cada parte del proceso para asegurar que llegue nuestra mejor leche a las familias españolas”, explica Díez.

La compañía ha situado la política activa de bienestar animal como uno de sus pilares estratégicos, al considerarlo indispensable para completar una oferta diferencial en toda la cadena láctea de valor. “Nuestro compromiso es ofrecer productos saludables y de la máxima calidad y por ello garantizamos que toda la Leche Pascual procede de ganaderos españoles certificados en bienestar animal y bajo contrato estable con el sello Productos Lácteos Sostenibles. Ahora los consumidores podrán escoger en el lineal del supermercado entre leche de bienestar animal, Leche Pascual, y “otras leches”, señala Díez.

© Copyright 2018. Proyecto elaborado por Becontent.

Queda prohibida cualquier reproducción, uso o cesión.

Compartir