Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La PAH critica la falta de voluntad de Algaida para abordar los problemas de vivienda

La alcaldesa deniega a la plataforma intervenir en el pleno pero responderá sus preguntas por escrito

Rifirrafe entre el ayuntamiento de Algaida y la Plataforma d’Afectades per les Hipoteques (PAH), que ha remitido una batería de preguntas al Consistorio y ha solicitado poder intervenir en el pleno de este jueves a través de los ruegos y preguntas, una opción que ha sido denegada vía decreto de alcaldía ya que, según el Reglamento Municipal de Participación Ciudadana las intervenciones mediante la formulación del ruegos y preguntas corresponde a los miembros de la corporación. Y es, según el reglamento, una asociación puede efectuar una exposición ante el pleno si existe una relación con algún punto del orden del día en la previa tramitación administrativa de la que hubiera intervenido como interesado. En este caso, debería solicitarlo a la alcaldía.

De todas formas, la alcaldesa Maria Antònia Mulet asegura en su decreto que responderá a las preguntas formuladas por la PAH por escrito, además de que convocará en breve a los miembros de la plataforma a una reunión para tratar las desavenencias junto a la Mancomunitat del Pla, ya que Servicios Sociales está mancomunado.

En su escrito, la plataforma acusa al Ayuntamiento de «no ofrecer soluciones de vivienda a casos de familias especialmente vulnerables en riesgo de exclusión social, incluso, víctimas de violencia de género». Además denuncia que la alcaldesa «no quiere dar visibilidad a los problemas de vivienda urgente». «En este año, la urgencia de vivienda no ha sido nunca una prioridad de la corporación algaidina», sentencia la portavoz Àngela Pons, que critica la inexistencia de alquiler social en el municipio y acusa a la primera edil de no querer debatir las «malas prácticas» detectadas en el área de Benestar Social. Así, la PAH asegura que «PSOE y MÉS en Algaida quieren evitar que la plataforma participe en el pleno y que pueda formular sus preguntas en materia de vivienda, reparto de subvenciones y sobre «el mal funcionamiento de unos Servicios Sociales que cuestionan la situación de vulnerabilidad de los ciudadanos». 

Ante tales acusaciones, la alcaldesa reconoce la labor que hace la plataforma pero sale a la defensa del departamento de Servicios Sociales y sentencia que no hay familias desatendidas. «No dudamos ni un momento de la labor que desempeña Servicios Sociales», deja claro la alcaldesa. «La manera no es intervenir en el pleno», sentencia Mulet que reitera que responderá sus preguntas por escrito y convocará a la plataforma a una reunión. «Estamos dispuestos a escuchar y esclarecer cualquier duda».

Compartir el artículo

stats