Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La Prohibida, una artista libre, única y muy melódica

La Prohibida

La Prohibida es una artista sin igual, independiente, valiente e inteligente. También esencial, imprescindible, necesaria para llenar huecos que otros no llenan. Sus canciones, que hoy se podrán escuchar en la Sala Mozart del Auditorium, tan solo arropada por los teclados del mallorquín Adrià Arbona, de Papa Topo, se enmarcan en el género italo-disco, que le permite lograr esa atmósfera espacial y futurista que tanto le gusta a la cantante gaditana. Música para escuchar, no para bailar, marcada por la nostalgia, la soledad y la distancia.

Detrás de La Prohibida no hay ni discográfica ni representante, y en una industria tan competitiva como la musical, lleva años de gira interminable. Como para sacar pecho. «Todo lo hago yo», ha confesado a este diario una artista que lo controla todo.

Sobre los escenarios desde el año 2000, publicó su primer álbum de estudio en 2005, Flash, al que siguieron Sr. Kubrick, ¿qué haría usted?, 100k años de luz y Ruido. Uno de sus temas, Baloncesto, se ha convertido en un auténtico fenómeno en las plataformas de streaming, con más de tres millones de reproducciones.

También ha grabado temas como otros, como Miss Caffeina o Joe Crepúsculo; le han escrito letras grandes autores como Nacho Canut o Paco Bezerra; y dos canciones suyas, Flash y Eres tan travesti, han sido versionadas por Fangoria en diferentes discos. Ella le da las gracias a internet, que le ha permitido darse a conocer en todo el mundo, pudiendo llegar a actuar en Latinoamérica, Canadá, Francia, Estados Unidos o Chile. 

MÚSICA

Fecha: viernes 12 de noviembre a las 21.30 horas.

Lugar: Auditorium de Palma. 

Compartir el artículo

stats