Suscríbete

Diario de Mallorca

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Cyberdiario

Techdencias: La tele, Oled y 4K

La nueva generación de televisores no solo se ve con más resolución, sino que las nuevas tecnologías tanto de imagen como de pantallas han conseguido que la imagen en vídeo supere en calidad a la propia realidad

Techdencias: La tele, Oled y 4K

El sector de los televisores está viviendo una segunda revolución que va a dejar a lo que fue la alta definición en un experimento escolar. La razón no es otra que la tormenta perfecta de tecnologías de imagen: pantallas OLED, resolución 4K e imágenes HDR.

Lo primero es aclarar que la resolución 4K multiplica por cuatro el actual estándar Full HD. Es como si tuviéramos cuatro pantallas -o mejor dicho, sus píxeles- juntos en un solo televisor. Con esta resolución de pantalla las imágenes -siempre que estén grabadas con la misma resolución- se ven mucho mejor. Pero además ha surgido una tecnología de pantalla que está dejando atrás a todas las demás: la tecnología OLED.

Las siglas OLED son el acrónimo en inglés de “Diodo Emisor de Luz Orgánico”. Al contrario que en un televisor LED convencional, los materiales orgánicos del OLED no requieren de una fuente de luz trasera, por lo que la imagen es mucho más fiel a la realidad y de mayor calidad. Además, esta nueva tecnología permite hacer televisores extremadamente delgados ya que la luz LED trasera es eliminada. Algunas marcas como LG ya tienen en el mercado pantallas que se pueden doblar. Y no hablamos de televisores curvos, sino de televisores que se doblan ligeramente sin sufrir daños. Marcas como Panasonic, o Sony también están apostando con fuerza por este tipo de panel, mientras que Samsung prefiere su propio LED mejorado, al que han llamado QLED.

Los nuevos sistemas de imagen denominados HDR ofrecen además unos sorprendentes contrastes de color y ratios de brillo que, junto con todo lo anterior, consiguen casi por completo, que la imagen del televisor sea como la de la vida real. Plataformas de contenidos como Netflix y marcas como Apple o nVidia están apostando por el 4K HDR. Y merece la pena.

Las gamas altas merecen más la pena

Una de las cosas que hemos comprobado sobre los televisores OLED 4K es que no son precisamente baratos. Y los que sí lo son, no merecen tanto la pena. Si uno quiere un Ferrari, debe pasar por caja. Pues lo mismo con el televisor.

Tipos de HDR

HDR es el acrónimo inglés de “Alto Rango Dinámico” y lo que ofrece es imágenes más realistas. En la actualidad hay dos estándares compitiendo, HDR10 y Dolby Vision. La segunda opción da más calidad, pero también encarece la TV. Lo mejor es que la tele tenga ambos sistemas.

No todas las tarjetas valen para grabar 4k

Si queremos grabar vídeos 4K con nuestra cámara de fotos necesitamos tarjetas rápidas. No todas sirven. SanDisk y Kingston son las marcas que ofrecen las tarjetas más rápidas al mejor precio.

El vídeo del móvil ya hace tiempo que es 4K

De nuevo ha sido el sector de la telefonía móvil el primero en adoptar como norma el uso del vídeo 4K. Aunque siendo justos, habría que aclarar que por el momento solo la gama alta y algunas honrosas gamas medias ofrecen la posibilidad de grabar vídeos con resolucíon 4K.

A día de hoy todas las grandes marcas tienen al menos un modelo que graba vídeo con esta resolución. En la mayoría de casos, varios. Todos los Sony Xperia XZ ofrecen la posibilidad de grabar vídeos 4K. Además, el gigante japonés cuenta con el XZ Premium, el primer smartphone del mundo con una pantalla 4K HDR.

Samsung ofrece vídeo 4K tanto en el Galaxy S8 como en el Note 8, y lo mismo ocurre con la china Huawei, quien incluye la posibilidad de grabar este tipo de vídeo en todo su catálogo actual de gama alta, es decir, el P10 y el recién estrenado Mate 10.

Aunque el teléfono que más ha lejos ha llegado en el vídeo 4K ha sido el iPhone 8 -y también el X-, ya que es el primero en ofrecer esta calidad de grabación a una velociad de 60 imágenes por segundo, algo tan solo al alcance de las mejores cámaras del mercado.

Compartir el artículo

stats