Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Nueva tarifa de la luz: 10 claves para ahorrar en la factura

A partir de este lunes los consumidores tendrán tres periodos horarios y dos potencias eléctricas

Factura de al luz.

Factura de al luz.

Apartir de este lunes, se pone en marcha una nueva factura de la luz para los consumidores domésticos que distingue tres periodos horarios y posibilita tener dos potencias. El objetivo del cambio, lejos de ser abaratar el recibo, pasa por trasladar el consumo de las horas de más demanda (durante el día entre semana) a las de menos (por la noche y el fin de semana), según la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC), encargada de su diseño junto con el Gobierno. Pero, si el consumidor quiere ahorrar, a partir de ahora tendrá que conocer mucho mejor su consumo, planificarse y ser más eficiente.

1-Elegir bien la tarifa

La primera clave para ahorra en la luz es elegir bien la tarifa eléctrica. En España, hay más de 10 millones de hogares que tienen contratado el precio regulado PVPC, en el que estos horarios y precios se van a trasladar de forma automática en su próxima factura. En cambio, hay más de 16 millones de hogares que están en el mercado libre, donde hay centenares de compañías distintas, cada una de las cuales tiene libertad para adaptarse.

Por tanto, el Gobierno recomienda pedir información a la comercializadora para saber cómo van a trasladar a la factura estas modificaciones y una vez recibida esa información, comparar la tarifa con las del resto del mercado, incluida la tarifa regulada PVPC, a través del comparador de la CNMC. Según un informe de la CNMC, los precios medios finales facturados al consumidor en el mercado libre se incrementaron un 2% en 2019 respecto al año 2018 para el consumidor medio doméstico de menos de 10 kW (3% más entre 2018 y 2017); mientras que para el consumidor acogido al PVPC se redujeron un 7% (un 2% entre 2018 y 2017).

Los tramos horarios con la nueva tarifa de la luz.

2-Dos potencias

A partir de ahora será posible disponer de dos tipos de potencia contratada, una para hora punta (de 8.00 a 00.00) y otra para hora valle (de 00.00 a 08.00 y fines de semana y festivos). Y esto podría ser una ventaja para ahorrar, pues permite elegir una potencia mayor por la noche para poder realizar un consumo mayor en un momento en el que la energía es más barata. Si el consumidor no hace ningún cambio, el distribuidor considerará la misma potencia para los dos periodos.

3-Ajustar la potencia

La nueva factura informará de los picos de potencia máximos, tanto en horario punta como valle, y por tanto el usuario podrá ajustar bien su potencia durante las horas más caras, más allá de elegir una diferente por la noche. Es decir, un consumidor que tiene una potencia de 3,95 kilovatios y analiza su curva de carga y observa que demanda en el periodo punta 3,50 kilovatios y en el valle 2,3 kilovatios, puede ajustar su potencia y obtener un ahorro de 16,15 kilovatios al año, según la CNMC.

4-Evitar las horas punta

A partir de ahora importa más el "cuándo" que el "cuánto", por ello, será fundamental realizar una planificación del consumo de electricidad durante el día para tratar de abaratar la factura a final de mes. Y la clave será evitar al máximo consumir en los periodos punta que son un 95% más caros que los considerados valle. Por ejemplo, según la CNMC, trasladar el planchado fuera del periodo punta al llano puede disminuir en 38 euros al año su coste.

El periodo punta va de 10.00 a 14.00 horas y de 18.00 a 22.00 horas de lunes a viernes; el tramo llano (un 69% más barato) se sitúa los mismos días entre 8.00 y 10.00 horas, de 14.00 a 18.00 horas y de 22.00 a 0.00 horas; y la tarifa valle (un 95% más barata que la punta) se ubica entre medianoche y las 8 de la mañana de lunes a viernes y durante todas las horas de los fines de semana y festivos.

Facturas de la luz.

5-Concentrar el consumo fines de semana

El horario más barato para consumir electricidad a partir de ahora será por la noche y el fin de semana. Por tanto, una de las principales claves será trasladar parte de los consumos diarios al fin de semana, como planchar o cocinar platos para el resto de la semana. Según la OCU, si un usuario traslada todo su consumo (lavadora, lavavajillas, horno, secadora, termo eléctrico y cocina eléctrica) en el horario 'valle' podría ahorrar 573,83 euros al año.

6-Evitar simultanear consumos

También será importante evitar el encendido de todos los aparatos eléctricos a la vez (por ejemplo, lavadora y cocina o plancha), lo que podría inducir un ahorro de entre 200 y 300 euros anuales, en el escenario de equipamiento con potencia promedio, al permitir ajustar la potencia contratada, según la CNMC.

7-Informarse sobre los electrodomésticos

Será más importante que nunca a partir de ahora conocer la potencia de los electrodomésticos. Por lo general, los pequeños electrodomésticos que realizan acciones mecánicas como batir o trocear, tienen potencias bajas. Sin embargo, los que producen calor como pueden ser la plancha o la tostadora tienen potencias mayores y dan lugar a consumos importantes. Por ejemplo, según el IDAE, las planchas con centro de planchado compacto ahorran hasta un 46% frente a las planchas convencionales de vapor.

8-Cargar el coche eléctrico por la noche

Uno de los motivos por los que se realiza este cambio de tarifas es impulsar el uso del coche eléctrico. Así, cargar el vehículo en horario nocturno tiene un coste de peajes y cargos estimado de 23 euros al año. En concreto, la diferencia entre cargar el vehículo eléctrico a cualquier hora del día o por la noche supera los 300 euros al año, según la CNMC.

9-Autoconsumir

Otro de los objetivos de la nueva factura será también impulsar el autoconsumo. Así, el consumidor puede contratar esta forma de producir y consumir energía con paneles solares y verter parte de la energía que no utilice a la red, consiguiendo, así, un descuento en su factura.

10-Otros consejos

Instala iluminación LED o bombillas de bajo consumo, vigila el stand-by (apagar los equipos eléctricos que quedan suspendidos como la tele o el ordenador y desenchufar el cargador del móvil cuando no esté cargando el teléfono), aprovecha las horas de luz o apagar las luces cuando no estén en uso son otros de los consejos de la CNMC para ahorrar. También, comprar electrodomésticos eficientes, utilizar los programas ECO de lavadora o lavavajillas, regular el termostato de la calefacción y del aire acondicionado (idealmente, 25ºC en verano y 20ºC en invierno) o reducir la temperatura al lavar la ropa puede ayudar a gastar menos a final de mes en electricidad.

Compartir el artículo

stats