21 de febrero de 2015
21.02.2015

Consejos a tener en cuenta antes de comprar una casa

Evaluar la capacidad de endeudamiento, elegir la zona adecuada, comparar hipotecas? son algunas de las claves

21.02.2015 | 12:51

Tras unos años de dura crisis, finalmente el mercado inmobiliario parece volver a recuperarse. Así, en 2014 la compraventa de casas registró una subida del 19,1%, acumulando un total de 364.601 transacciones de viviendas, según el portal especializado tucasa.com. Pese a este nuevo resurgir, si algo ha demostrado esta crisis económica es que la compra de una casa no es una decisión que se pueda tomar de un día para otro.

La adquisición de una vivienda requiere un proceso de reflexión y análisis muy importante, ya que se trata de una de las grandes decisiones en la vida de una persona y una de las que sin duda conlleva un mayor esfuerzo económico.  Por ello, es preciso tener en cuenta varios factores a la hora de comprar una casa.
Decidir un presupuesto orientativo.

Una vez tomada la decisión de comprar una vivienda, el primer paso que deberemos dar será analizar convenientemente el estado de nuestras finanzas. En este sentido, debemos ser capaces de establecer de forma clara qué cantidad de dinero podemos destinar a la compra, a partir de nuestra capacidad de endeudamiento. Esta será la mejor forma de que nuestra inversión sea la adecuada y evitar sobreexponernos a riesgos económicos que pueden terminar pasándonos factura y ahogarnos económicamente.

Elegir la zona adecuada
Una vez establecido nuestro presupuesto, deberemos decidir qué tipo de piso o casa vamos a adquirir y en qué zona y/o ciudad. Vivienda nueva, usada, libre o protegida, piso o casa€ son algunas de las opciones que nos deberemos plantear en función de nuestras preferencias y lógicamente también de nuestro presupuesto. Hoy por hoy existen numerosas inmobiliarias on-line que nos ayudan a seleccionar las zonas donde encontrar pisos más baratos.

"En este sentido, deberemos tener en cuenta los servicios que podemos encontrar en la zona en la que queremos fijar nuestra residencia: infraestructura, comercios, servicios, equipamientos médicos, transporte€", afirma el experto Carlos Albar, de tucasa.com.

Buscar la mejor opción
Una vez decidida el tipo de vivienda que deseamos, la zona en la que queremos comprar y sabiendo el presupuesto del que podemos disponer, es el momento de empezar a buscar piso o casa. En la actualidad esta tarea se ha simplificado mucho gracias a los numerosos portales especializados en la compraventa que encontramos en la red.

De esta manera, páginas como la de tucasa.com facilitan mucho el arduo trabajo de localizar vivienda, indicándonos con un solo click el precio, tamaño, condiciones, localización€ del inmueble y permitiéndonos realizar búsquedas personalizadas según nuestras necesidades.

Conocer la vivienda
Cuando hayamos localizado la vivienda deseada, será el momento de visitar el piso o casa y asegurarnos que es tal y como nos esperábamos que fuese. Debemos revisar bien aspectos como la estructura o la instalación de la luz, el agua, el gas, observar si hay humedades€ Incluso podemos preguntar a los vecinos qué tal se vive en esa comunidad.

Si nos convence, entonces será el momento de asegurarnos que la situación jurídica de la propiedad es la correcta y que la vivienda está libre de cargas –en el caso de que sea de segunda mano-. Para ello, en el Registro de la Propiedad nos informarán. Si todo es correcto, y antes de proceder a formalizar la compra, podemos intentar negociar con el propietario para conseguir una rebaja en el precio final.

Comparar hipotecas
Es una buena idea también empezar a visitar alguna entidad financiera para hacernos una idea aproximada del volumen de endeudamiento al que deberemos hacer frente y para conocer qué tipo de préstamo hipotecario necesitaremos, aunque lógicamente hasta que no encontremos la vivienda definitiva no podremos conocer las condiciones exactas que nos ofrecerá el banco o caja.

El siguiente paso será confirmar definitivamente con la entidad financiera seleccionada que dispondremos del crédito hipotecario solicitado, algo muy importante para que definitivamente podamos iniciar los distintos trámites para formalizar el proceso de compra. Una vez lo hayamos hecho ante notario, ya solo nos quedará disfrutar de nuestra nueva vivienda.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

¡Síguenos en las redes!