Selección

Lamine Yamal tiene más récords a tiro en la Eurocopa

El internacional del FC Barcelona hizo historia en Berlín, pero aún le quedan otros retos individuales que puede superar por la precocidad con que marca las diferencias a sus 16 años

Lamine Yamal, perseguido por los jugadores de Croacia

Lamine Yamal, perseguido por los jugadores de Croacia / Pablo García / RFEF

Jordi Gil

Jordi Gil

Lamine Yamal se convirtió ante Croacia en el jugador más joven en disputar una Eurocopa con 16 años y 338 días. Un hito que quedará para la historia, pero el internacional español aún puede batir más récords que parecían imposibles de superar.

El futbolista de España es el único que ha jugado una Euro con 16 años, el resto de futbolistas precoces que disputaron una Eurocopa ya tenían 17 años como es el caso del polaco Kacper Kozłowski, con 17 años y 246 días, el inglés Jude Bellingham, con 17 años y 349 días, mientras que con 18 ya se encuentran el neerlandés Jetro Willems, con 18 años y 71 días y el mítico futbolista belga Enzo Schifo con 18 años y 115 días

Más joven en marcar

Lamine Yamal tiene ahora otros retos, a parte del más importante que es ganar la Eurocopa, como es ser el futbolista más joven en marcar. Según datos de la UEFA, el suizo Johan Vonlanthen fue el goleador más joven al marcar con 18 años y 141 días.

Fue en la Eurocopa de Portugal del 2004 cuando el inglés Wayne Rooney se había hecho con el récord, pero Vonlanthen lo superó en el mismo torneo al marcar contra Francia cuatro días después, en una derrota por 3-1 el 21 de junio. 

Futbolista más joven en disputar rondas eliminatorias

Lamine Yamal tiene la oportunidad de desbancar a Jude Bellingham, quien jugó con 18 años y 4 días la eliminatoria de octavos de final de la última Eurocopa del 2021.

Este reto lo tiene prácticamente en el bolsillo ya que la victoria frente a Croacia deja a España a un paso de la siguiente ronda, con los encuentros frente a Italia y Albania todavía por disputarse.

Wayne Rooney del Manchester United con Bobby Charlton antes de un partido

Wayne Rooney del Manchester United con Bobby Charlton antes de un partido / EFE

Rooney vuelve a ser portagonista ya que ostentaba el récord desde la Eurocopa de Portugal del 2004. Sin embargo, esta marca se superó tres veces en la Euro del 2021.

Primero fue Pedri, que batió el registro en los octavos de final de España ante Croacia. Sin embargo, un día después, le superó Jamal Musiala en la derrota de Alemania contra Inglaterra por 2-0. Bellingham superó a ambos posteriormente con la victoria de Inglaterra sobre Ucrania en cuartos de final.

Futbolista más joven en disputar una final

El portugués Renato Sanches tiene el honor de ser el futbolista más joven que disputó una final de la Eurocopa en Francia 2016. Lo hizo con 18 años y 328 días. Además de disputar el partido decisivo se llevó el título con la victoria ante el combinado galo.

Renato Sanches acababa de fichar por el Bayern, procedente del Benfica y había levantado grandes expectativas. Desde entonces su carrera ha sido descendente y ni tan siquiera está en la convocatoria de Portugal para el actual torneo de Alemania.

La frescura de Renato Sanches

Renato Sanches, en un entrenamiento con Portugal / EFE

El Bayern lo cedió al Swansea y después siguió su periplo por el Lille , PSG y Roma sin excesiva fortuna. Pese a todo, Renato conserva el récord de ser el futbolista con menos edad en jugar una final. Aquí el listón está muy alto para Lamine Yamal, pero España ha demostrado que puede pelear por el título con su goleada a Croacia.

Futbolista más joven en marcar en una final

Lamine podría rizar el rizo y superar al italiano Pietro Anastas, quien marcó en una final de la Eurocopa con 20 años y 63 días. Una volea desde fuera del área sirvió para que Italia doblegara a Yugoslavia en la final de 1968 en Roma.

Anastas pasóa la historia por ese gol y por ser el jugador más caro del mundo cuando llegó al Juventus procedente del Varese en 1968. 

Lamine antepone el interés colectivo al individual, aunque a nadie le amarga un dulce. Y conseguir récords que quedarán para muchos años es otro aliciente para mantener la enorme motivación con la que ha llegado a la competición de Alemania.

De momento, ante Croacia dio una asistencia sensacional a Carvajal para el tercer gol de España y ya dejó su sello con algunas acciones individuales propias de un crack mundial.