Especial Reciclaje 2018

En los últimos 20 años se han reciclado casi 1.000 envases de vidrio

08-02-2018Meneame

­Los españoles han reciclado una media de casi 1.000 envases de vidrio por cabeza en los últimos 20 años, según las estimaciones de Ecovidrio que en 2018 conmemora el XX aniversario de su gestión al frente del sistema de reciclaje de residuos de envases de vidrio en España, desarrollado tras la aprobación de la Ley de 1997 de Envases y Residuos de Envases.

Desde entonces, el modelo de contenedor ha garantizado un servicio público y universal al ciudadano. Además, en los últimos 20 años, según la estimación de Ecovidrio, la tasa de reciclaje de vidrio se ha duplicado hasta alcanzar el 73% –en el año 2000 era del 31,3 por ciento– y, supera en más de 10 puntos los requerimientos actuales de la Unión Europea en esta materia.

En este periodo, gracias a la colaboración de compañías envasadoras, administraciones públicas, ciudadanos y hosteleros, la entidad ha conseguido reciclar más de 11 millones de toneladas de residuos de envases de vidrio.

Un reciclaje clave para evitar
la sobreexplotación de recursos
El reciclaje de envases de vidrio, según precisa, es un elemento clave para evitar la sobreexplotación de los recursos y luchar contra el cambio climático. En este sentido, apunta que el reciclaje de envases de vidrio en estos 20 años ha evitado la emisión de 7 millones de toneladas de CO2 a la atmósfera, el equivalente a retirar casi dos millones de vehículos de la circulación durante un año.

Además, Ecovidrio añade que se ha impedido la extracción de más de 13 millones de toneladas de materias primas y se ha conseguido ahorrar más de 24.000 millones de MWh de energía, lo que equivale al consumo eléctrico de todos los hospitales de España durante cuatro años.

"Durante estos 20 años, el compromiso de la sociedad con el reciclaje de vidrio ha sido encomiable. Hemos consolidado un modelo sólido basado en los principios de economía circular. Estamos orgullosos de celebrar la consolidación del hábito del reciclaje de envases vidrio, pero no podemos detenernos. Es momento de refundar el acuerdo, afrontar retos globales y trabajar para alcanzar una tasa del cien por cien", subraya el director general de Ecovidrio, José Manuel Núñez-Lagos.
El Plan Estratégico Horizonte 2020 de Ecovidrio aspira a superar holgadamente las exigencias europeas, en materia de reciclado, que están actualmente en desarrollo. Para ello, la entidad ha comprometido inversiones por 330 millones de euros que permitirán aumentar el número de contenedores, reforzar las acciones de sensibilización dirigidas al sector de la hostelería y a los ciudadanos, e implantar nuevas tecnologías para mejorar en eficacia y eficiencia de las operaciones.
Asimismo, Ecovidrio trabaja para fomentar la corresponsabilidad de las administraciones públicas y promover la implantación de medidas complementarias, afines al modelo, que han demostrado su eficacia en muchos países europeos como: el aumento de las tasas de vertido, el quinto contenedor para impulsar el reciclaje de la materia orgánica, la implantación de ordenanzas que regulen de manera eficaz que los grandes generadores cumplan con su obligación de separar en origen o la implantación de medidas incentivadoras que premien el compromiso de ciudadanos y hosteleros.

Inicios del reciclaje de vidrio
Los orígenes del reciclaje de vidrio se remontan a la década de los 80 cuando la industria vidriera comenzó a preocuparse por el ahorro de energía y la sostenibilidad de sus procesos productivos. La llegada de los primeros contenedores a Madrid y Barcelona data de 1982.

La primera instalación tuvo lugar el 1 de febrero de 1982 en el barrio de Moratalaz de Madrid que contó con la asistencia del alcalde Enrique Tierno Galván, que ya entonces habló de educación y colaboración ciudadana y de la necesidad de evitar el desperdicio de los recursos.

Ecovidrio inició su actividad en el año 1998 tras la aprobación de la Ley de Envases y Residuos de Envases que estableció el principio de responsabilidad ampliada del productor, responsable de financiar, a través del Punto Verde, el reciclado de los envases de vidrio que comercializa.

Desde entonces, y con la gestión de Ecovidrio, el parque de contenedores se ha ampliado progresivamente hasta los 220.000 que se encuentran repartidos por toda la geografía. Esta cifra convierte a España en uno de los países mejor contenerizados de Europa con un iglú verde cada 220 habitantes.