Inversiones que incluyen a personas

Si metieran su dinero en un fondo, ¿dónde preferirían que fuera a parar? ¿A empresas que no siguen criterios ASG o a compañías que contribuyan a la inclusión de personas con alguna discapacidad?

por Gema Carrasco

Los Objetivos de Desarrollo Sostenible fijados en la Agenda 2030 hacen un llamamiento a empresas, gobiernos y la sociedad en favor de las personas, el planeta y la prosperidad. La discapacidad es un tema presente a lo largo de los diferentes objetivos. Esto significa que es un tema de gran relevancia en el camino hacia el desarrollo sostenible. Bajo el lema “Sin dejar a nadie atrás”, los ODS recogen diversas temáticas, pero específicamente se hace referencia a la discapacidad en la introducción y en diversos objetivos como el 4 sobre educación, el 8 sobre empleo, el 10 sobre reducción de desigualdades, el 11 sobre la inclusividad y la accesibilidad del transporte y el 17 sobre las alianzas para conseguir estos objetivos.

La sociedad tiene más conciencia sobre el mundo que le rodea. Las empresas cada vez destinan más recursos a la RSC y tienen preocupaciones que van más allá de los ingresos. Y los gobiernos también. En este sentido, a finales de 2018 se publicó la Ley 11/2018 de divulgación de información no financiera. Esta norma es una auténtica revolución ya que obliga a las empresas a reportar sobre sus políticas ambientales, sociales, de personal y gobierno. Este informe se convierte en un ejercicio de transparencia para las compañías. En el apartado social y de personal de la ley se incluyen medidas que garantizan las condiciones de trabajo, el diálogo social, igualdad de oportunidades, no discriminación, inclusión de personas con discapacidad y la accesibilidad universal.

Esto es un punto clave en la inclusión social y laboral de las personas con discapacidad. Las empresas deben aportar información de los empleados con discapacidad y sobre las medidas adoptadas para promover la integración y accesibilidad universal de estas personas.

Pero no solo es trabajo de las empresas, las personas también podemos contribuir a fines sociales con inversiones socialmente responsables (ISR) que fomenten la inclusión de las personas con discapacidad.

Inversiones inclusivas

El pasado mes de junio se lanzó el primer fondo de empresas que apoyan la inclusión de personas con discapacidad. El fondo denominado MAPFRE Inclusión Responsable combinará la búsqueda de la rentabilidad financiera con el impacto social. Este invertirá exclusivamente en empresas comprometidas con el mundo de la discapacidad a través de una metodología implantada por MAPFRE y La Financiére Responsable. Ha sido el primer fondo del mundo con estas características.

El objetivo de este fondo no es tanto el captar mucho dinero, sino aportar un valor a la sociedad y demostrar que la inclusión de las personas con discapacidad en las empresas es rentable. Para ello, las responsables del fondo ISR han realizado una simulación histórica que muestra que en los últimos cinco años la cartera de empresas seleccionadas por su promoción de la inclusión sería cuatro veces más rentable que el mercado en conjunto.

Por su parte, Carla Bonino Cavas, del Departamento de Programas Europeos - Fundación ONCE, ha señalado en una entrevista a Spainsif que “la integración de la dimensión de la discapacidad en la ISR tiene un potencial enorme, que redundaría en propiciar un entorno empresarial más inclusivo y diverso, que a la vez aproveche las ventajas competitivas que ello puede reportarle, generando impactos positivos”.

Todavía queda mucho por hacer, pero ha habido una evolución creciente en la última década. Hace unos años era algo impensable que las empresas estuvieran obligadas a presentar un informe extrafinanciero con criterios ambientales, sociales y de buen gobierno (ASG) en el mismo documento que se reportan las cuentas anuales.

Cabe destacar la Guía La discapacidad en las memorias de sostenibilidad 2018 publicada por Fundación ONCE en conjunto con Global Reporting Initiative. Esta tiene el propósito de ayudar a las organizaciones en la divulgación de su compromiso con el respeto y la promoción de los derechos de las personas con discapacidad a través de informes de sostenibilidad. Además, tiene el objetivo de contribuir a la comprensión del valor empresarial de la discapacidad en lo que respecta a la creación de lugares de trabajo inclusivos y la oportunidad de desarrollar nuevos productos, servicios y entornos.

Si quieres saber más sobre Inversiones Socialmente Responsables descubre la guía de Fundación MAPFRE.

compartir  
BeContent :: Departamento de Prensa Ibérica