Tarta de Boda - Bodas Diario de Mallorca - Página no existe Diario de Mallorca - Página no existe

Tarta de Boda

E l origen de la tarta de boda se remonta a la Antigua Roma, donde la tarta era una sencilla torta de trigo y sal. Entonces era el novio quien se comía media tarta durante la ceremonia y rompía la mitad restante en la cabeza de la novia, y los invitados se comían las migas que caían como símbolo de fertilidad.

No fue hasta el siglo XVII que empezó a concebirse la tarta como la conocemos hoy en día. Entonces, en Inglaterra se puso de moda hacer muchas tartas y apilarlas adornándolas con frutas y nueces. Pero como este sistema era poco estable, a mediados de siglo se abandonó la idea de las múltiples tartas apiladas por la de hacer un único pastel enorme.

tarta boda, bodasOtra tradición de la tarta de boda de aquella época era la de esconder en su interior un anillo de cristal. El invitado que lo encontrase se aseguraba un año de felicidad. Si la afortunada era una joven soltera significaba que era la próxima en casarse. Una costumbre más actual y realmente curiosa es la de EEUU donde los novios guardan el último piso del pastel en el congelador hasta la fecha de su primer aniversario de boda. Es en esa fecha cuando se lo comen como símbolo de su amor duradero.

Sin embargo, la tradición más conocida por los novios hoy en día es la de cortar el pastel con una espada, aunque cada vez son más los que prefieren substituir esta típica foto por los buffets de postres o los postres emplatados. Pero ¿por qué renunciar a la tradicional tarta de boda? Las últimas tendencias culinarias no están reñidas con este típico pastel.

De hecho, la última moda en cuestión de tartas de boda aboga por los pasteles cupcakes, elaborados a base de pequeños pastelitos o magdalenas, típicamente americanos, donde la estética y el diseño son todo un arte. La tarta de boda es un símbolo de la felicidad de los novios y seguro que es el protagonista del banquete. Y como protagonista que es conviene que tenga en la recepción un lugar privilegiado: por ejemplo, la tarta no debe ser colocada junto a un vidrio o ventana, porque el flash quedará reflejado y las fotos no saldrán bien.

En los días de hoy hay varias clases de tartas de bodas, y, claro, su elección depende del tipo de boda, formal o informal. Como para todo lo demás, el estilo de la tarta debe coincidir con el vuestro, con el de boda y con el de la recepción. En una boda formal, tras los aperitivos y una comida de tres platos, los invitados ya no tendrán muchas ganas de comer los postres y en seguida la tarta.

En este caso podréis ahorrar algún dinero sirviendo la tarta como postre. Una tarta de bodas puede tener la forma o el sabor que se quiera: zanahoria, limón, chocolate y puede ser también una típica tarta francesa con una elegante cascada de profiteroles.

La tarta de bodas puede presentarse de igual modo como un conjunto de miniaturas individuales (similares a muffins) colocadas en forma de torre y en número suficiente para todos los invitados. Esta opción hace un efecto visual muy atractivo. Podéis optar por decorar la tarta con algo más que flores y usar elementos diferentes como frutas silvestres o una mezcla de ambas.
  Es un producto de Editorial Prensa Ibérica
Queda terminantemente prohibida la reproducción total o parcial de los contenidos ofrecidos a través de este medio, salvo autorización expresa del periódico. Así mismo, queda prohibida toda reproducción a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, Ley 23/2006 de la Propiedad intelectual.
logo OJD
 
logo CPM

  
  
  
Otros medios del grupo Editorial Prensa Ibérica
Diari de Girona  | Diario de Ibiza  | Diario de Mallorca  | Empordà  | Faro de Vigo  | Información  | La Opinión A Coruña  |  La Opinión de Granada  |  La Opinión de Málaga  | La Opinión de Murcia  | La Opinión de Tenerife  | La Opinión de Zamora  | La Provincia  | Levante-emv  |  La Nueva España  | Mallorca Zeitung  | Regió 7  | Superdeporte  | The Adelaide Review  | 97.7 La Radio  | Blog Mis-Recetas