Santa Eulària des Riu es un municipio ubicado en la parte oriental de la isla de Ibiza. Con una superficie total de 153 kilómetros cuadrados, dispone de 46 kilómetros de orillas para disfrutar del Mediterráneo. Dividido en cinco parroquias:Santa Eulària, Sant Carles de Peralta, Santa Gertrudis de Fruitera, Jesús y Puig d’en Valls, cuenta con el único río de Baleares.

El escenario que familias de todo el mundo encuentran en Santa Eulària es perfecto para unas vacaciones memorables. Núcleos turísticos tranquilos y familiares, oferta hotelera especializada, playas de aguas transparentes y seguras, rutas de senderismo y cicloturismo aptas para todas las edades y un amplio calendario de eventos infantiles son solo algunos atractivos de este municipio, considerado ‘Ciudad Amiga de la Infancia’ por Unicef.

La Gran Ruta

Respecto al turismo activo, este año Santa Eulària ha reeditado sus 12 rutas de senderismo, que ahora conforman la Gran Ruta. Se trata de un recorrido de 65 kilómetros que puede realizarse en varias jornadas, conociendo diversos puntos geográficos que van desde playas, el paseo marítimo o lugares pintorescos como s’Església Vella hasta el mercadillo hippie de Punta Arabí, entre otros puntos de interés.

Destino de familias

El casco urbano de Santa Eulària es muy adecuado para pasear con niños, con diferentes calles peatonales, el paseo marítimo y una gran oferta de restauración. Merece una visita el Puig de Missa, que preside el casco urbano, así como un paseo por la desembocadura del río, que dispone de un centro de interpretación para conocer cómo era la vida en el pasado en Santa Eulària. Además, se puede visitar el Museo Etnogràfico para ir un poco más allá en la historia del pueblo.

Santa Eulària es también un destino cultural. En diversos momentos del año, la música ambienta las calles con conciertos en vivo que se conjugan con certámenes gastronómicos y animación infantil. Una de las citas ineludibles con niños es el Festival Barruguet de teatro, que tiene lugar en mayo.

Historia y cultura en el entorno del Puig de Missa Ayuntamiento de santa eulària

Playas de aguas transparentes

En el litoral de Santa Eulària se pueden encontrar desde grandes arenales vírgenes hasta pequeñas calas o playas a pie del núcleo urbano. Aigües Blanques, Cala Llenya, Cala Martina o Cala Pada son algunas de las playas más destacadas del municipio, junto a otras como es Figueral, Cala Mestella o Cala Nova.

Y para acabar un día de playa, qué mejor que visitar uno de los mercadillos hippies de la isla, como el Hippy Market de es Canar (que se inauguró en 1973) o Las Dalias, que pasó de ser una sala de fiestas en los 50 a atraer a los hippies de la zona en los 70, y se convirtió en mercadillo en los 80. 

Cala Mestella, un ejemplo de playa de aguas cristalinas.

Muchos de los encantos de Santa Eulària se deben al compromiso institucional con el entorno, que se traduce en certificaciones oficiales de gestión ambiental, reconocimiento de Banderas Azules en varias playas del municipio, altas tasas de reciclaje en las playas, calificación excelente de las aguas en casi todas sus playas... Además, se trabaja por la accesibilidad universal, un certificado ya obtenido en Cala Llonga y en la playa de Santa Eulària.