Redexis, compañía integral de infraestructuras energéticas dedicada al desarrollo y operación de redes de transporte y distribución de gas natural, a la distribución y comercialización de gas licuado del petróleo y a la promoción del gas vehicular, está construyendo dos nuevas estaciones de repostaje de Gas Natural Vehicular (GNV) en Mallorca, así como los ramales necesarios para el suministro de gas a ambas instalaciones. Estas gasineras, situadas en las localidades de Felanitx y Calvià, suministrarán combustible a un total de 111 autobuses del servicio público de Transporte de las Islas Baleares (TIB) a partir de diciembre de 2020 y enero de 2021, respectivamente.

La gasinera de Felanitx, suministrará combustible a un total de 61 autobuses que operarán desde Felanitx y Artá con un consumo de 38,8 GWh/año, pudiendo extenderse también este servicio a otras compañías de transportes e industrias presentes en la localidad.

La gasinera de Calvià, en el polígono industrial Son Bugadelles suministrará gas natural comprimido (GNC) a un total de 50 autobuses del TIB a partir del primer trimestre de 2021, con un consumo de 16,9 GWh/año. Esta gasinera también permitirá repostar GNC tanto a turismos de particulares como a camiones, autocares y furgonetas.

Gracias a la licitación del CTM, organismo público del Govern de les Illes Balears, ya son cinco los ramales construidos por Redexis para suministrar gas a un total de seis gasineras situadas en las bases de diversas empresas concesionarias del servicio del TIB en Mallorca, incluyendo las dos que Redexis está construyendo actualmente. A su vez, las gasineras construidas gracias a la licitación de CTM han hecho posible que la isla cuente con más de 170 autocares de gas natural para el transporte público interurbano, que se suman a la flota de camiones de Emaya y a la flota de 100 autobuses urbanos de GNC recientemente adquirida por la EMT. En 2021, un total de más de 270 vehículos de transporte colectivo de Mallorca (100 de la EMT y 171 del TIB) serán propulsados con GNC, lo que representa cerca del 75 % del parque de vehículos de transporte colectivo. Estas infraestructuras permitirán la conversión a GNC de las flotas de vehículos privados de empresas y particulares con la mejora medioambiental y económica que ello supone.

Apostando por el gas natural vehicular como alternativa sostenible

Con la puesta en marcha de dos nuevas gasineras, Redexis sigue incrementando la red de repostaje de GNV en España y contribuyendo a una movilidad más sostenible y económica. El GNV es una alternativa real a los combustibles derivados del petróleo, ya que reduce las emisiones de CO2 en un 30 % y las de NOx hasta un 75 %. Además, elimina las emisiones de partículas en el tubo de escape y prácticamente en su totalidad las emisiones de óxidos de azufre. Su implantación contribuye a mejorar la calidad ambiental de las ciudades y apostar por un modelo de transporte medioambientalmente sostenible. La demanda de este tipo de vehículos, además, sigue en constante aumento: según datos de la asociación Gasnam, las matriculaciones de vehículos de GNV se incrementaron un 167 % en enero y febrero de 2020 respecto a los mismos meses del año anterior, con un total de 1.635 nuevas unidades matriculadas.

Redexis en Baleares

Con cerca de 270 millones de euros ya invertidos, la extensión del gas natural en el archipiélago es una firme apuesta de la compañía. Redexis gestiona actualmente una red transporte y distribución de 1.250 kilómetros y da acceso al gas natural a 850.000 ciudadanos en 37 municipios de las islas.

El gas canalizado fomenta la competitividad de la industria, es un aliado fundamental del sector industrial y turístico, clave en una comunidad como Baleares, y ayuda a ahorrar a las familias reduciendo la factura energética de los hogares.