Desde que se estrenara por primera vez en 1897, La Revoltosa no ha dejado de aparecer en escena. ¿El motivo? Quizá esa nota de hilaridad o el argumento con enredo amoroso que hacen de este sainete un clásico del llamado género chico. Ahora la obra llega a Palma con la ventaja de poder comprar con un solo click y a precios más reducidos como hace la FNAC en DscuentoFNACen Dscuento. El libreto compuesto por José López Silva y Carlos Fernández Shaw se une de nuevo a la música del maestro Chapí para recrearnos -una vez más- las desventuras del amor entre Felipe y Mari Pepa. Ambos son vecinos de un castizo barrio de Madrid del siglo XIX donde se desarrolla la trama. Y, al igual que en la Verbena de la Paloma, Chapí consigue que la música sea el otro elemento siempre presente en este clásico contemporáneo. Por su parte, los libretistas describen una obra sublime al conjugar en perfecta armonía lo culto -representado en la figura de Shaw- con lo más popular y castizo -con López de Silva con insignia.

La obra comienza con un alegre preludio que parece iniciarnos en un ambiente festivo y distendido. En un patio vecinal madrileño como otro cualquiera vive la atractiva Mari Pepa (Isabel Brú). Sólo Fernando parece el único hombre que no se rinde a sus encantos y entre los dos se desarrolla una relación amor-odio que será objeto de no pocas chanzas. En este marco comienza a andar la historia entre unos vecinos que preparan la típica verbena de farolillos, música de guitarra y santo local. Entra una grácil Mari Pepa que despierta el alboroto de los barones y la furia de las mujeres. Las vecinas -cansadas de que sus maridos no quiten los ojos de Mari Pepa- deciden tenderles una trampa y hacerles creer que tienen una cita con ella el día de la verbena.

Todos aducen una excusa para poder ausentarse de la fiesta vecinal que esa noche celebraban creyendo que la agraciada Mari Pepa los espera con ansiosamente. En lugar de eso, se encontrarán con sus respectivas mujeres que consiguen así darles un buen escarmiento. El plan desata los celos de Felipe que cree que todo ha sido cosa de Mari Pepa, al final todo acabará bien gracias a que una de las vecinas decide contar la verdad y explica que todo fue una urdimbre para "escarmentar a ciertos babosos". Felipe confiesa entonces su devoción por la guapa Mari Pepa y esta le corresponde lanzándose a sus brazos.

Ya sea por la música, continuamente re-editada dentro de selecciones de grandes Zarzuelas y disponible en FNAC, o ya sea por un divertido argumento que recuerda a las mejores comedias de Tirso de Molina o Pedro Calderón de la Barca, lo cierto es que La Revoltosa sigue provocando revuelo un siglo después de ser representada en el Teatro Apolo de Madrid. Quién sabe, quizá salgas de la obra y seas de la opinión del compositor francés Camilo Saint-Saens quien, al término de la primera representación, exclamó: "¿Es posible que llamen a esto en España género chico?"