29 de mayo de 2019
29.05.2019

La espantada de Mateo Isern indigna al PP y ahonda la crisis abierta tras el descalabro electoral

Afirma que el detonante, además de la no consecución de la alcaldía, ha sido su voluntad de no continuar en 2023

29.05.2019 | 17:35
La espantada de Mateo Isern indigna al PP y ahonda la crisis abierta tras el descalabro electoral

Mateo Isern atribuyó este miércoles su renuncia al acta de concejal del Ayuntamiento de Palma y a liderar al grupo municipal en la oposición a "una decisión conjunta con el partido", en la que, según manifestó en rueda de prensa, han participado el presidente regional, Gabriel Company, y el secretario general del PP, Teodoro García Egea.

Según esta versión, Isern se habría comprometido "cuatro años con el partido" con el objetivo de recuperar la alcaldía, lo que no se ha producido. En estas condiciones, aseguró que había comunicado tanto a Company como a Egea su intención de no ser candidato nuevamente dentro de cuatro años, por lo que se ha considerado oportuno que renuncie al acta de concejal con el fin de preparar a una persona con posibilidades de ganar dentro de cuatro años.

Tal como manifestó en la noche electoral, reiteró que los resultados no han sido buenos y por ello, se siente "directamente responsable" de no haber podido recuperar la alcaldía, "reto" que había asumido con el presidente Biel Company, cuando hace seis meses aceptó encabezar la lista de Cort.

Tras dar las gracias al presidente regional, a la presidenta de Palma, Margalida Durán, a los presidentes de las juntas territoriales y a todas las personas que se implicaron en la campaña, negó que hubiera otras razones más que la expuesta para su renuncia. Negó asimismo las acusaciones de que no se había implicado en la campaña electoral alegando que "he hecho todo lo que estaba en mis manos para recuperar la alcaldía y he acudido a todos los actos que me han organizado". Ha indicado asimismo que "desde hace seis meses he estado completamente implicado" en la campaña.

La versión dada por el candidata y por el aparato del partido, considera asimismo que Isern, que acaba de cumplir 60 años, cree que ha llegado el momento de apartarse "para dar paso a nuevas personas con más futuro y más recorrido político que se pongan a disposición del partido y que durante estos cuatro años sean la imagen del PP", con el objetivo "de no estar con un líder de la oposición que no será candidato en 2023".

Según ha podido saber este periódico, el anuncio de Isern ha causado malestar e "indignación" en un amplio sector palmesano del partido, por cuanto es la segunda ocasión que anuncia su retirada de la política. Este malestar se trasladó a la reunión de la junta territorial, con todas las intervenciones críticas a la labor de Isern en campaña y a su poca implicación en la misma.

Portavoz con dedicación exclusiva


Además, su marcha provoca un serio problema sucesorio al frente del grupo municipal del PP, por cuanto ninguno de los cinco concejales electos restantes están dispuestos dejar sus trabajos para dedicarse en exclusiva al grupo municipal. El segundo de la lista, Julio Martínez, que sería el sustituto "natural" de Mateo Isern al frente del grupo municipal es reticente a abandonar su trabajo en una entidad bancaria, por lo que habría planteado la posibilidad de tener solo dedicación parcial, algo que la dirección del partido, no está dispuesta a aceptar.

De hecho, ayer se acordó que el futuro portavoz del grupo municipal deberá ser un concejal con dedicación exclusiva, por lo que Martínez deberá escoger entre su trabajo en el banco o si acepta  dedicarse exclusivamente al Ayuntamento. La decisión se adoptará en los próximos días tras haber hablado con todos los concejales electos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook