28 de mayo de 2019
28.05.2019

Cifre (Tots) y March (Junts) aspiran a convencer a UMP para pactar en Pollença

El candidato del partido 'mollero', Andrés Nevado, tiene en sus manos la posibilidad de mantener el gobierno de izquierdas o virar hacia la derecha

28.05.2019 | 02:45

La elevada fragmentación del pleno de Pollença, en el que todas las candidaturas obtuvieron representación, dibuja un escenario complicado para formar un gobierno estable en el municipio del Nord. El ganador de los comicios fue Tots per Pollença, liderado por el exalcalde Tomeu Cifre Ochogavía, que mantiene los mismos seis regidores, aunque el vencedor moral, sin duda, es Unió Mollera Pollencina (UMP), que gana un concejal y tiene la llave de la gobernabilidad para decidir si mantiene el acuerdo con la izquierda de Junts Avançam, que ha perdido uno de los seis ediles, o bien opta por un cambio de rumbo hacia la derecha.

Los dos partidos mayoritarios, Tots per Pollença (6 ediles) y Junts Avançam (5), aspiran a convencer primero al partido 'mollero' para después ir a buscar los votos necesarios entre las formaciones ideológicamente más afines para conseguir la mayoría absoluta, por lo que se avecinan días de intensas negociaciones en los que el candidato de UMP, Andrés Nevado, será la 'novia' que todos querrán cortejar.

Cifre aseguró ayer que primero intentará "cerrar" un acuerdo con UMP para después negociar el apoyo de otras formaciones como el PP, que mantiene el edil en el pleno, o El Pi, que también obtuvo representación pero con menos apoyo electoral. De hecho, Tots y UMP coinciden en cuestiones importantes para el municipio como la ubicación del futuro PAC, lo que podría pesar a la hora de decidir el futuro equipo de gobierno.
El líder de Tots cree que el actual pacto entre Junts Avançam y UMP "solo ha beneficiado a los 'molleros'" y que el partido de Miquel Àngel March "ha pagado cara la dependencia que tenía de Alternativa", formación que ha perdido un regidor a favor de Unidas Podemos, que entra en el Ayuntamiento y su voto sería fundamental en un posible, aunque improbable, pacto de izquierdas.

March: "Lo intentaremos"


Por su parte, el todavía alcalde Miquel Àngel March lamentó ayer la pérdida de un regidor por parte de Junts Avançam a pesar de mantener el mismo apoyo electoral. No obstante, no lo ve todo perdido. "Intentaremos formar un nuevo pacto de gobierno para dar continuidad a las políticas que hemos llevado a cabo estos 4 años; es cierto que es más difícil que hace cuatro años, pero veo posible llegar a acuerdos", señala.
Para mantener el poder municipal, Junts debería convencer a UMP, por una parte, y a Alternativa y Unidas Podemos, por la otra. Todo depende de los 'moller0s' porque sin su apoyo no hay ninguna posibilidad para Junts. "El panorama es el mismo que en 2015, pero es cierto que nosotros hemos perdido un regidor y será más complicado", apunta March.

El alcalde de Pollença en funciones cree que UMP "ha salido ganando" con el pacto de esta legislatura porque "se han realizado muchas inversiones en el Moll". El partido porteño está en condiciones de subir sus exigencias a cambio de sus dos votos en el pleno.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook