27 de mayo de 2019
27.05.2019

Rodríguez Badal (PSOE) repite victoria en Calvià

27.05.2019 | 01:39

El actual alcalde y candidato socialista de Calvià, Alfonso Rodríguez Badal, revalidó ayer el triunfo de 2015 y, con 10 concejales, se quedó a las puertas de conseguir mayoría absoluta en la corporación (que está fijada en 11 concejales).

El PP de José Manuel Ruiz perdió una gran parte de su apoyo electoral y pasó de nueve a cinco concejales, aunque se mantuvo como segunda fuerza más votada, mientras que Vox irrumpió en el municipio como tercera fuerza y con dos concejales que ya ocuparon cargos en el Partido Popular: Idoia Ribas y Esperanza Catalá. La coalición de Podemos y Més per Calvià logró mantener la base de apoyos que consiguió Esquerra Oberta en los anteriores comicios obteniendo dos actas de regidor (Marga Plomer y Rafel Sedano) y, lo que es más importante, serán básicos para la formación de un gobierno municipal progresista.

Sus dos votos serán necesarios para el PSOE con el objetivo de alcanzar la mayoría. Los resultados de Podemos Més per Calvià son prácticamente calcados a los de Esquerra Oberta (EOC) en 2015. Si en aquel entonces EOC cosechó 1.196 votos, ahora ha logrado 1.307 apoyos. Ciudadanos logró también representación en el Consistorio. Su cabeza de lista, Gaël Thyus, quien tomó el relevo de Carlos Tarancón, podrá recuperar el grupo municipal propio al obtener dos actas. En las elecciones de 2015, Cs también tuvo dos concejales, aunque uno de ellos rompió con el partido en los inicios de legislatura. En cambio, no consiguen representación en el Ayuntamiento calvianer otros partidos progresistas, a los que ha pasado factura la excesiva disgregación. Decide Calvià (Isabel Manresa), Transforma Calvià (Aïnhoa Barajas), Sí Se Puede (Fernando Alcaraz) e Izquierda Unida (Alfonso Rodríguez Sánchez) no logran ningún acta de regidor. Tampoco consiguió representación El Pi de Xisco Moreno

Retos del gobierno


El futuro gobierno municipal de Calvià tiene por delante varios retos por encarar. Por ejemplo, culminar el ambicioso proceso de revisión del Plan General de Ordenación Urbanística emprendido durante esta legislatura, que definirá la hoja de ruta del municipio para las próximas décadas.

En la antesala de la temporada alta, una vez más, la lucha contra el turismo de excesos que salpica cada año las portadas de medios nacionales e internacionales, tendrá que ser también una prioridad para los gobernantes municipales. La posible apertura de espacios como el Fortí d'Illetes o Rafeubetx a la ciudadanía del municipio representa otra de las incógnitas que deberán resolverse esta legislatura.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook