27 de mayo de 2019
27.05.2019

La izquierda afianza su poder local en la part forana

El PSOE logra ser la fuerza más votada en 14 municipios, mientras que el PP conserva la hegemonía en 13 localidades - Los socialistas mantienen Calvià e Inca, Més–Esquerra se resarce en Manacor y la derecha podría gobernar en Llucmajor

27.05.2019 | 04:19

Un mapa político municipal multicolor, muy fragmentado, en que en algunos casos habrá que hacer un trabajo fino de aritmética política para hacerse con la vara de mando. Eso es lo que depararon ayer las elecciones municipales, que dejaron a una izquierda afianzada en las principales localidades de la isla, mientras que un PP al que Vox le come terreno mantiene su base de poder local en el Migjorn y en la Serra.
En el podio de ganadores por municipios, sobresalió el PSOE, que resultó la fuerza más votada en 14 municipios de la isla (ocho más que en 2015), entre ellos dos de los más importantes: Calvià e Inca, donde los actuales alcaldes Alfonso Rodríguez Badal y Virgilio Moreno, respectivamente, mejoraron ampliamente los resultados de la anterior convocatoria electoral, mientras que el PP retrocedió significativamente.
Además, en otra capital de comarca, Manacor, Més–Esquerra (con Miquel Oliver a la cabeza) se resarció de la moción de censura de la derecha que le desalojó del poder esta legislatura. Logró seis concejales y, en esta ocasión, sí que podrá sumar una alianza progresista con el PSOE y con Podemos–EUIB.

El de Manacor es uno de los grandes éxitos de Més en las municipales. La formación econacionalista fue el partido más votado en siete municipios, entre ellos, sus feudos de Esporles, Santa Maria, Mancor de la Vall o Campanet.

El PP resistió como primera opción política municipal en 13 municipios de la part forana y afianzó su poder en la Serra y, sobre todo, en el Migjorn, donde Francisca Porquer logró revalidar la mayoría absoluta en Campos. Sin embargo, los populares notan la irrupción de Vox en el mapa político local, que logra representación en municipios como Calvià, Marratxí, Felanitx o Inca a costa del voto tradicional del PP. Vox entra también en Llucmajor, donde a la derecha le dan los números para hacerse con la vara de mando.

El Pi mantuvo el pulso electoral con vigor. Fue la formación más votada en ocho municipios, como Sencelles, Costitx o Porreres. (aunque aquí perdió la mayoría absoluta).

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook