14 de mayo de 2019
14.05.2019
De safari

"Somos el Robin Hood de la política: no daremos un paso atrás"

Cerca de 250 personas apoyaron ayer en Canamunt a Antoni Noguera para que repita al frente de la alcaldía - El candidato explotó una imagen de héroe arropado por intelectuales que lucha contra 'lobbies' malignos

14.05.2019 | 01:20

La campaña de Més per Palma está resultando absolutamente personalista. Todo gira en torno a Antoni Noguera. Explotan su imagen como héroe que lucha contra lobbies malignos y soporta la presión de sus querellas. Robin Hood. El propio Noguera es quien juega a esta ficción. Menciona este mito expresamente. Y parece que funciona entre los asistentes. "Viva, Toni", le vitorean desde el sector de Ca na Toneta, al completo en el Molta Barra, establecimiento de Canamunt donde ayer se presentó el manifiesto #JoAmbNoguera, firmado por 130 personalidades del mundo de la cultura y el tejido asociativo.

Mientras algunos partidos escogen como marca el trasnochado emoticono de ok, con el pulgar y el índice en comunión, la formación ecosoberanista ha optado por hipsterizar al alcalde con una ilustración que saca partido de su barba, símbolo de modernidad que ha provocado un boom de barberías vintage en barrios gentrificados. Poco se ha hablado de la transformación estética de Noguera en los últimos tiempos. Un ejercicio de conceder a sus bases el arquetipo que desean: joven, moderno pero no vanguardista, el retrato de alquien que después de vivir varios Acampallengües ha pasado una temporadita en el Raval o en Lavapiés (por poner un ejemplo). En su discurso también se nota. De repente, un indie, de código neutral en su caso. Lo más habría sido verle entrar ayer en el Molta Barra con una chaqueta Harrington a lo Errejón (los ríos de tinta que han corrido por ello). La cara de Noguera estaba impresa en las guirnaldas decorativas que atravesaban la sala y en los pinchos que se servían. Todo gira en torno a él. En la entrada, se regalan tickets de consumición para los asistentes. Cerca de 250 personas.

De modo genérico, más que un acto de exaltación política (en el guión también hubo una parte), la reunión parecía la inauguración de una exposición en el Casal Solleric. Que no está mal. Sólo que en las aperturas expositivas suele haber más gente de la cultura. Muchos de los que firmaron el manifiesto no se personaron. Otros sí. Se esperaba más farándula, sobre todo después de ver adhesiones como las de Pepa Charro. A todos nos ha quedado la foto de Carmena y Erre con Almodóvar y los Javis en la retina. Así de peliculeras somos. Palma es menos histriónica. Arroparon a Noguera las hermanas Solivellas: Cati (actriz), Bea y María (chef). La sumiller de Ca na Toneta Evelyn de las Alas. El actor, director y gestor cultural Carles Molinet. El dramaturgo Josep Ramon Cerdà. Los escritores Miquel Àngel Llauger y Vidal-Illanes. Varios músicos de la Simfònica. Los historiadores Sebastià Serra y Antoni Marimon. La investigadora y coordinadora del Any Llompart Pilar Arnau. El presidente de ALAS Joan Lluís Llull. O el dinamizador cultural Antoni Rotger de "sa Calatrava".

Los primeros parlamentos los enfilaron firmantes del manifiesto. El escritor Sebastià Bennasar reclamó el voto para Noguera "porque las políticas de izquierda han de tener continuidad". "Él puede conseguir que Palma sea la capital de las personas del Mediterráneo y no la capital del turismo". Se escuchan aplausos y coros del lema #JoAmbNoguera. El autor de L'any que vaig assassinar Rita Barberà destacó también su respeto por la memoria y los proyectos culturales del alcalde y su actual equipo en el área, presentes en el Molta Barra: Llorenç Carrió y Francisca Niell (también estuvieron en segundísimo plano Ensenyat y Fina Santiago, y Neus Truyol). "Hay que votar a Noguera por la supervivencia cultural de este país".

{C}

La activista vecinal de sa Calatrava Edita Navarro le alabó por las políticas en materia de vivienda y turismo, "la prohibición del alquiler turístico o de más hoteles en la ciudad". "Es una persona inteligente, valiente, visionaria y dialogante. Con él Palma puede convertirse en un referente internacional de ciudad verde, justa y solidaria".

Noguera estaba exultante. Los ítems que citó: Port Petit al Molinar, la Caja de Música (el 21 de mayo otorgarán la licencia de obras), Can Ribas, las Torres del Temple, Atlàntida Film Fest, Còmic Nostrum, Fira B!, Cançons de la Mediterrània, trambús, alquiler social, incentivos fiscales para cooperativas y empresas culturales, Nou Llevant como distrito de la creatividad, regulación de los cruceros... Sacó pecho de las querellas de los lobbies: "Somos el Robin Hood de la política. No daremos un paso atrás".

Algunos de los allí congregados (pidieron discreción), se confesaron fans de Noguera. "Él sí me gusta. El resto de candidatos de Més es otra cosa. Él es diferente. Tiene carisma. Y ha hecho cosas importantes". Opiniones que sin duda ha recogido el equipo del alcalde para hacer una campaña personalista. Todo gira en torno a él.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook