14 de mayo de 2019
14.05.2019
Polémica

El alcalde de Santa Margalida rechaza las acusaciones de CPU

Joan Monjo sostiene que fue un empresario privado quien anuló el acto político de Estel Marí

14.05.2019 | 08:50
El alcalde de Santa Margalida se muestra indignado ante las acusaciones de CPU

Joan Monjo, alcalde de Santa Margalida y candidato por Convergència, ha reaccionado de forma contundente y airada "ante las veladas acusaciones de Can Picafort Unit de haberles discriminado o coaccionado a algún empresario para impedirles un acto electoral".

Dice Monjo que "en primer lugar se acusa en el Ayuntamiento y a un servidor de haber realizado gestiones para prohibir el acontecimiento que quería celebrar la asociación Estel Marí en la discoteca Skau el viernes, día 17 de mayo. Este punto es totalmente falso. La propiedad de Skau quería derivar la responsabilidad de posibles bullicios y otras alteraciones (no amparadas por la licencia) a la asociación Estel Marí. El ayuntamiento y su alcalde le hemos dicho que no puede derivar las responsabilidades a Estel Marí y hemos advertido que las posibles infracciones serían responsabilidad, única y exclusivamente, del propietario del local. Es importante recordar que este local ha sido clausurado dos meses este año por las denuncias constantes de bullicios".

Según el comunicado de Convergència: "Una vez, el Ayuntamiento comunica a la propiedad de Skau que la responsabilidad no será de Estel Marí sino de Skau, es ella misma quien decide no alquilar el local y por tanto, anular el acontecimiento previsto".

CPU también denunció ayer que el Ayuntamiento le ha denegado el uso de la carpa municipal para realizar el acto de presentación de sus listas para las próximas elecciones. Monjo argumenta que "la ley electoral en este sentido es clara. La ley da la facultad a la Junta Electoral de dar y no dar (durante el tiempo de campaña) los locales a los partidos políticos de acuerdo con los resultados obtenidos a las últimas elecciones y a partir de los locales que el ayuntamiento ha cedido a la Junta Electoral para que se puedan realizar todos los actos. En el supuesto de que nos ocupa, Can Picafort Unit pidió un local que no estaba cedido a la junta electoral y por tanto, la Junta Electoral no puede disponer de locales que no le han sido cedidos".

Finalmente, la formación localista anunció que rompía toda posible relación con Joan Monjo y el partido de Convergència para posibles conversaciones postelectorales. "Entendemos que se trata de una medida que ellos tienen que decidir y de la cual son completamente libres para tomar –sostiene Monjo–. De todos modos no nos sorprende puesto que sus deseos su pactar con la coalición SUMA (PSOE-Més-Podemos) es una decisión suya, que respetamos y son ellos que lo tendrán que explicar a su electorado".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook