11 de mayo de 2019
11.05.2019

La Ronda Nord y la necesidad de atraer turistas, retos para los candidatos de Inca

El alcaldable socialista estuvo ausente debido a la muerte de Rubalcaba - El público llenó la sala de actos del Centre Bit

11.05.2019 | 00:37
La Ronda Nord y la necesidad de atraer turistas, retos para los candidatos de Inca

La ejecución de la Ronda Nord de una vez por todas y la necesidad de obtener una porción del pastel turístico para dinamizar la economía local son los principales retos de los candidatos a la alcaldía de Inca para la próxima legislatura.

El debate electoral organizado ayer por el DIARIO de MALLORCA en el Centre Bit Raiguer de Inca ante una sala repleta de público sirvió para que los alcaldables de PP, Més, El Pi, Independents, Unidas Podemos, Ciudadanos y Vox explicaran sus recetas para mejorar la calidad de vida de la ciudad. El acto contó con la significativa ausencia del actual alcalde y candidato socialista, Virgilio Moreno, que ayer por la tarde anunció que no participaría en señal de duelo por la muerte del exsecretario general del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, político para el que la mayoría de candidatos tuvieron palabras de recuerdo.

El debate, moderado por el articulista Llorenç Riera, transcurrió en todo momento en un tono cordial entre los participantes, centrados en explicar sus posturas sin cuestionar las del resto y sin entrar en reproches mutuos.

Valoración de la legislatura


El acto empezó con una breve valoración política de la legislatura que ahora termina. El candidato del PP, Félix Sánchez, afirmó que el equipo de gobierno integrado por PSOE, Més, El Pi e Independents ha suspendido en la mayoría de "variables que condicionan la calidad de vida" como la seguridad, la movilidad o la seguridad.

Por su parte, Alice Weber, candidata de Més per Inca, enumeró toda una serie de iniciativas como la reducción de la deuda en 10 millones de euros, las inversiones educativas o la puesta en marcha de un nuevo sistema de reciclaje que demuestran que "en Inca se puede gobernar de manera más eficiente". Àngel Garcia, candidato de los Independents d'Inca, hizo una lectura "positiva" del actual mandato y puso el ejemplo de la aprobación del plan de gestión del agua o el plan de residuos, mientras que Gori Ferrà, representante de El Pi, destacó los "grandes esfuerzos" de los diferentes partidos del pacto para "llegar a acuerdos" después de veinte años de mayorías del PP.

Andrés Sánchez, de Ciudadanos, lamentó que "no se haya apostado por el turismo" y se refirió al diferente trato que reciben las barriadas en el tema del reciclaje. Por su parte, Isabel Vallés, candidata de Unidas Podemos, criticó la ausencia de un "acuerdo de gobierno" entre los partidos del pacto y la "falta de participación ciudadana". Xisco Pol, de Vox, introdujo el problema de la vivienda, que "no ha funcionado esta legislatura".

La mayoría de los partidos coincidieron en la necesidad de fondo de mejorar la movilidad de Inca y reducir el paso de vehículos mediante la construcción de la Ronda Nord, aunque expresaron sus diferencias en la dimensión que debe tener el futuro vial, discrepancias constantes en el ayuntamiento de Inca desde hace décadas cuando se habla de la ronda.

La Ronda Nord, "imprescindible"


El PP calificó la vía de "imprescindible" y abogó por recuperar el proyecto "retirado por el actual Govern". En este sentido, aseguró que no entiende por qué los políticos "tiran por tierra el trabajo de los técnicos" en relación a la ronda.

Los Independents recordaron que el vial está diseñado desde 1987 y entonaron el 'mea culpa' porque "quince regidores y cuatro partidos no hemos sido capaces de ponernos de acuerdo". Garcia está a favor de una ronda "no agresiva con el territorio". El Pi, por su parte, lamentó que se hayan "perdido cuatro años" sin avanzar en esta cuestión. Ferrà también es partidario de una ronda "no agresiva" y puso el ejemplo del vial de sa Pobla, "una bendición para el pueblo". Ciudadanos también tildó el proyecto de "muy necesario", mientras que Vox también se refirió al ejemplo de sa Pobla, ya que su ronda "ha dinamizado el municipio".

Por contra, tanto Més como Unidas Podemos fueron los partidos que más pegas ponen a la construcción del vial. Weber afirmó que el problema de la movilidad en Inca "pasa por reducir coches y no por construir más carreteras" y añadió que "vale la pena estudiar otras alternativas" antes de apostar por una ronda "invasiva", si bien precisó que su partido "demostrará capacidad negociadora y de consenso". Por su parte, Vallés fue la única candidata que dijo abiertamente que su partido no construirá la ronda. "No necesitamos una autopista con siete rotondas para sacar el tráfico", apuntó. Instó a explorar otras soluciones como el incremento del transporte público o la habilitación de carriles bici.

La necesidad de atraer turistas y de mantener la poca industria que sobrevive en Inca protagonizaron el debate sobre economía. Vox propuso ejecutar el tercer polígono y reducir la fiscalidad a los emprendedores, además de facilitar la implantación de instalaciones deportivas como campos de golf. Unidas Podemos señaló que "no podemos quedar a la cola del turismo" y Ciudadanos propuso "salir de la zona de confort" para negociar con touroperadores y cadenas hoteleras para que lleven turistas a Inca.

El Pi también es partidario de facilitar la implantación de empresas hoteleras en la ciudad para que no tengan que pagar por las plazas turísticas y señaló que hay que potenciar la gastronomía local como reclamo turístico. Los Independents apoyan la creación de un plan estratégico para mejorar la economía local "sin olvidar al sector primario, un sector que ha crecido en Inca". Més propuso potenciar las políticas de formación y la cultura como motor económico, así como la creación de un pacto para la ocupación, mientras que el PP se comprometió a bajar el IBI "lo máximo posible" y aprobar bonificaciones fiscales para los hoteles que quieran establecerse en la ciudad.

Todos los partidos coincidieron en que la situación de la vivienda es "alarmante" y aseguraron que trabajarán para ceder solares al Govern con el objetivo de construir nuevas promociones.

Por último, los candidatos evitaron mojarse demasiado sobre la política de pactos. Solo Unidas Podemos y Vox marcaron líneas rojas. Los primeros no pactarán con "nadie de la derecha" y los segundos con "partidos nacionalistas o independentistas".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook