07 de mayo de 2019
07.05.2019
Debate electoral

Rodríguez Badal avisa de un pacto de las "tres derechas" en Calvià, que PP y Cs descartan

Los candidatos a la alcaldía proponen diferentes fórmulas para conseguir un turismo que sea más sostenible

07.05.2019 | 00:21
Rodríguez Badal avisa de un pacto de las "tres derechas" en Calvià, que PP y Cs descartan
Rodríguez Badal avisa de un pacto de las "tres derechas" en Calvià, que PP y Cs descartan

Los candidatos del PP y de Ciudadanos a la alcaldía de Calvià, José Manuel Ruiz y Gaël Thyus, respectivamente, se expresaron ayer con absoluta rotundidad sobre un futuro pacto con Vox después de las elecciones municipales de mayo. Ambos aspirantes rechazaron posibles acuerdos con este partido, después de que el actual alcalde y candidato socialista, Alfonso Rodríguez Badal, alertase del peligro de que el 26M salga un "gobierno de las tres derechas".

Ésta fue una de las conclusiones que dejó el debate electoral celebrado ayer en el teatro de Sa Societat de Calvià vila, organizado por la Associació d'Amics i Veïns de Calvià vila en colaboración con DIARIO de MALLORCA; un debate en el que participaron también los cabezas de lista de Sí Se Puede, Fer Alcaraz; de Izquierda Unida, Alfonso Rodríguez Sánchez; de El Pi, Xisco Moreno, además del número dos de Més-Podemos, Rafel Sedano. "Voy a ser muy claro. Soy moderado por convicción, por lo tanto huimos de cualquier extremismo, ya sea de izquierdas como de derechas, se llame Vox o como se llame. No vamos a configurar ningún gobierno con Vox", zanjó Ruiz.

En esa misma línea, Thyus manifestó: "Somos de centro. Excluimos partidos extremistas de derecha o de izquierda. A mí personalmente no me molestaría pactar con un PSOE centrado, pero no con un PSIB como el actual que se lanza en brazos de Més. Y no, no tengo ninguna intención de pactar con Vox", argumentó.

En cambio, Rodríguez Badal sí que se mostró partidario de alcanzar futuras confluencias con partidos de izquierdas que basen su programa en la redistribución de la riqueza, la "cohesión social" y la mejora general en la vida de los ciudadanos.

Turismo y medio ambiente


El de los pactos sólo fue uno de los muchos temas que surgieron durante el debate de ayer, como el futuro modelo turístico del municipio y su interrelación con políticas de sostenibilidad medioambiental.

En general, hubo consenso a la hora de defender la ampliación del monocultivo de sol y playa a otras variedades turísticas, a fin de extender la temporada, aunque cada uno de los aspirantes hizo hincapié en aspectos diferentes.

Rodríguez Sánchez, por ejemplo, consideró que "hay que atraer más visitantes durante el invierno buscando otro tipo de actividades turísticas", al tiempo que abogó por aplicar un sistema de prepago para los turistas. "Es un proyecto que ya se usa en otros países europeos. El turista sólo compra alojamiento y, cuando llega al hotel, compra la electricidad y el agua que cree que va a consumir. Así se conciencia a los turistas de la importancia de los recursos naturales", manifestó.

En referencia al modelo turístico, Alcaraz introdujo el tema estrella de la agenda política de Calvià en los últimos años: Magaluf y las consecuencias del turismo de borrachera. "Apostamos por la videovigilancia contra el turismo de borrachera en Magaluf y otras zonas conflictivas", destacó Alcaraz.

"Es importante desestacionalizar, hay que apoyar a los hoteles, a la oferta complementaria, promocionando eventos culturales y deportivos. Ya propusimos en el pleno un plan de vías ciclistas en nuestro municipio", argumentó Thyus. Ruiz, por su parte, aprovechó el debate para lanzar una de las propuestas de su programa electoral: la compra de la finca de Rafeubetx.

"Se trata de un pulmón verde que hay que integrar en el patrimonio natural del municipio. La propiedad pública es necesaria para que les llegue a las futuras generaciones, como hicimos con la finca Galatzó", destacó el candidato del PP.

Sedano le dio la réplica: "Tenemos que cuidar el turismo que cuida al municipio. Y está claro que el Parc de Ponent es primordial. No hace falta adquirir la finca de Rafeubetx, que ya es pública. Lo importante es no querer urbanizar Can Vairet, como quería hacer el PP", arguyó el representante de la coalición Més-Podemos, quien abogó también por reducir la oferta de todo incluido, lo que "no ha hecho la presidenta Armengol" esta legislatura. Rodríguez Badal, mientras, habló de la importancia de "traer la innovación turística" al término sin olvidar su dimensión social. "De nada nos servirá un buen turismo si no reparte los beneficios y genera empleo de calidad", sostuvo el candidato socialista, quien lanzó su plan para recuperar el Fortí d'Illetes (actualmente abandonado) como espacio público y destacó la gestión realizada en la finca Galatzó como puntal de un turismo de interior.

En materia medioambiental, Moreno resaltó la necesidad de que las administraciones den ejemplo fijándose un límite de "emisiones cero" en los edificios municipales, al tiempo que hizo pública una de sus propuestas en materia de fiscalidad: modificar a la baja el impuesto de la plusvalía.

"Capitalidad" de Calvià vila


La "capitalidad" de Calvià vila fue otro de los temas que surgieron durante el debate de ayer. A ese carácter de "capital del municipio" se refirió Thyus, que consideró que el núcleo ha sido "abandonado". Ruiz fue crítico también con los socialistas: "El gobierno socialista prometió dinamizar el mercado semanal y todo sigue igual". Ante esto, Rodríguez Badal enumeró las actuaciones municipales, como el futuro proyecto de semipeatonalización del Carrer Major.

Sedano lamentó que no se haya implantado aún un plan de recogida selectiva, mientras que Rodríguez Sánchez defendió una mejor conexión de transporte público. Moreno, por su parte, propuso crear un centro de día en el Convent de ses Monges.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook