15 de junio de 2019
15.06.2019

Més deja la negociación del Pacto al negarle el PSIB tres conselleries

Los socialistas afirman que no es proporcional a los resultados electorales - Los ecosoberanistas acusan a Armengol de "humillar" al que ha sido un "socio leal"

15.06.2019 | 00:40

Més se levantó ayer de la mesa de negociación con PSIB y Podemos para la reedición del Pacto en el Govern ante la negativa de los socialistas de dar a los ecosoberanistas las tres conselleries que exigen en un Ejecutivo que estaría formado por doce áreas. Las posturas son inamovibles, al menos por ahora, según dejaron claro los representantes de cada partido que acordaron reunirse de nuevo el lunes.

"Entendemos que la presencia de los diferentes partidos en el Govern ha de ser mínimamente proporcional a los resultados electorales", dijo la socialista Pilar Costa tras la reunión, que duró menos de media hora. Con estas palabras la también consellera en funciones de Presidencia se refería a que la petición de Més supone el mismo número de conselleries con las que ha contado en esta legislatura, a pesar de tener menos representación en el Parlament de la que obtuvo en las elecciones de 2015.

Además, la entrada de Podemos en el Govern, con más escaños que Més, supondría que de aceptarse la exigencia de los ecosoberanistas a los morados les correspondería más conselleries, lo que dejaría al PSIB en el mejor de los casos con solo cinco, a pesar de su clara victoria electoral. "Lo que no puede ser es que los socialistas estemos en minoría en el Govern", dijo Costa, quien recordó que a las tres conselleries se sumaría además la presidencia del Parlament o el senador autonómico que también pide Més.

Costa insistió en que el PSIB quiere un Ejecutivo en el que estén integrados los tres partidos de izquierdas, pero es "decisión soberana" de Més decidir si quiere integrarse o no. El secretario de organización de Podemos, Alejandro López, dejó claro que ellos sí entrarán en el Govern, por lo que si Més decide quedar fuera, socialistas y morados seguirán negociando la composición del Ejecutivo.

La cúpula de Més se reunió tras abandonar la mesa de negociación y dejó claro que su postura es irrenunciable. "Por el momento no damos por rotas las negociaciones, sino por suspendidas", explicaron fuentes de la dirección del partido. Añadieron que si el lunes el PSIB no cede, llevarán el día 18 a la asamblea de Més los resultados de las negociaciones para que los afiliados decidan si entran o no en el Govern en esas condiciones.

Las mismas fuentes acusaron a la líder del PSIB y presidenta del Govern en funciones, Francina Armengol, de pretender "humillar" a quienes han sido "socios leales" de los socialistas en todos los pactos de progreso. "Pretenden que tengamos menos de lo que ofrecieron a UM en 2007, cuando les dieron tres conselleries y la presidencia del Parlament cuando sólo tenían tres diputados", recordaron los dirigentes de Més.

Junto a ello, consideraron que si bien el 26 de mayo el PSIB fue por primera vez el partido más votado en las autonómicas, pasando de 15 escaños en 2015 (contando a la diputada de Gent per Formentera) a 19, en los anteriores pactos de progreso los socialistas habían logrado un número de diputados similares. "Es cierto que en Més hemos sufrido una caída en las urnas, pero tampoco los resultados del PSIB son tan buenos como para adoptar esta actitud de prepotencia", añadieron. En los comicios del pasado 26 de mayo Més per Mallorca pasó de los seis escaños que obtuvo en 2015 a cuatro, mientras que Podemos se quedó con seis diputados frente a los diez que logró hace cuatro años.

Salvo que a lo largo del fin de semana se produzcan contactos informales entre los partidos de la izquierda que cambien el actual escenario, la reunión del lunes será clave para un acuerdo. Si ni PSIB ni Més ceden, pasarían a negociar la Mesa del Parlament, que debe elegirse el próximo jueves en el pleno de constitución de la Cámara balear. A partir de ese momento empieza la cuenta atrás para la sesión de investidura de Francina Armengol como presidenta, para lo que hay quince días.

Los ecosoberanistas no se plantea poner en riesgo la elección de Armengol, pero sus dirigentes dejan claro que si no entran en el Govern las negociaciones con los socialistas serían muy distintas. "Pasaríamos de negociar un acuerdo de gobernabilidad, con los tres partidos en el Ejecutivo lo que exige cesiones de todos, a un acuerdo de investidura para el que son ellos los que necesitan nuestros votos, por lo que nosotros ahí no tendríamos que ceder nada", advirtieron ayer desde Més en un claro mensaje al PSIB.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook