14 de junio de 2019
14.06.2019

El Pacto empieza a negociar el futuro Govern con doce conselleries para repartir

PSIB, Podemos y Més plantean sus propuestas que pasan por la división de las actuales grandes áreas - Los econacionalistas defienden
separar Medio Ambiente de Agricultura y Pesca

14.06.2019 | 02:45

Los negociadores de PSIB, Podemos y Més para la reedición del Pacto en el Govern comenzaron ayer a poner sobre la mesa sus propuestas de organigrama del próximo Ejecutivo, sin mostrar sus cartas respecto a las áreas que cada uno desea gestionar. Mientras que los socialistas prefieren un Govern con once conselleries, en lugar de las actuales diez, tanto Podemos como Més defienden que sean doce, algo a lo que tampoco se opone el PSIB por lo que todo indica que esta será la opción final. "Nosotros no planteamos nada que sea innegociable", declaró ayer la socialista Pilar Costa, consellera de Presidencia en funciones, tras el encuentro que celebraron los equipos negociadores.

La de ayer fue la primera reunión para consensuar el futuro Govern y no hubo grandes avances, más allá de plantear las propuestas de conselleries. Hoy volverán a encontrarse para intentar alcanzar un consenso al menos en lo que serían las grandes áreas. En lo que están los tres de acuerdo es en la necesidad de reestructurar algunos de los actuales departamentos y grandes conselleries.

Así, los tres coinciden en que debe separarse Hacienda y Administraciones Públicas. En el resto cada uno plantea distintas opciones. Desde Més, según fuentes del partido, se plantea separar Medio Ambiente de Agricultura y Pesca, que en esta legislatura estaba en manos de los econacionalistas. Podemos, por su parte, considera que "tiene sentido" que Turismo y Trabajo se unan en una conselleria, según declaró al acabar la reunión su secretario de Organización, Alejandro López. Los morados muestran preferencias por una cartera de Industria, Comercio e Innovación.

En todo caso la reunión de ayer supuso pocos avances más allá de poner sobre la mesa las preferencias de reorganización del Govern. "Quedarán pocas conselleries configuradas como en el actual Govern", resumió Miquel Gallardo, negociador de Més.

En lo que se refiere a las carteras que desean gestionar, ninguno quiso desvelar sus opciones. Todos dan por hecho que de las doce conselleries al menos cinco o seis quedarán en manos de los socialistas, lo que dejaría a Podemos y Més con entre tres y cuatro.

Lo que no se planteó ayer fue quién ocupará la presidencia del Parlament, aunque Més mantiene su exigencia de que o bien este cargo o el del senador autonómico corresponda a su partido. El socialista Francesc Antich, actual senador autonómico, afirmó ayer que si la líder del partido, Francina Armengol, necesita ceder este cargo para que sea posible reeditar el Pacto, no supondrá ningún problema.

Precisamente ayer el presidente del Parlament, Baltasar Picornell, firmó la resolución de convocatoria de la sesión constitutiva de la Cámara balear para el próximo día 20 a las 10 de la mañana. Ese día comenzará oficialmente la X legislatura y también la cuenta atrás para la sesión de investidura de Armengol como presidenta del Govern, para lo que hay quince días desde la constitución del Parlament. Alejandro López declaró que "a principios de la semana que viene" se podrá "hablar de un acuerdo, siempre y cuando todos los partidos estén cómodos" con el resultado de las negociaciones.

Con el documento programático entre PSIB, Podemos y Més prácticamente cerrado, la batalla ahora entre los partidos de izquierda se centrará el reparto de los cargos. Més ha convocado una asamblea de sus afiliados para el día 18 con el fin de que sean ellos los que decidan si dan el visto bueno y si se integran en el Govern, por lo que para entonces los negociadores del Pacto ya habrán cerrado un acuerdo, incluyendo el del presidente de la Cámara balear y los representantes de los partidos del Pacto en la Mesa del Parlament.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook