01 de junio de 2019
01.06.2019

El PP se resquebraja por la división de Salom y Durán con Company

Los presidentes de Palma y Mallorca buscan el apoyo de sus juntas tras ser señalados por la cúpula

01.06.2019 | 00:02

Crisis en el Partido Popular. Tras los malos resultados electorales es habitual que se desencadene la crisis en un partido y el PP no es una excepción. La cúpula popular cree que el agujero de votos lo han tenido en Mallorca y en Palma, pero los presidentes de las juntas insular y de la capital se mantienen firmes y niegan las acusaciones.

El PP de Balears vive sus horas más bajas y a la pérdida de más de 26.900 votos el pasado día 26 se le suma una división interna de calado al buscar responsables del batacazo electoral. Informes internos señalan a la junta local de Palma y a la junta insular de Mallorca como los órganos del partido donde se ha producido la mayor fuga. Es por ello, que ayer Jeroni Salom, presidente de la junta insular del PP de Mallorca, buscó el apoyo de los presidentes de juntas locales del partido. Lo mismo hizo Marga Durán, presidenta de la junta del PP de Palma, que buscó el apoyo de los presidentes de las juntas de distrito de la capital.

La cúpula del PP que dirige Biel Company no está muy satisfecha con la labor de los dos presidentes, Salom en Mallorca y Durán en Palma, y se asegura que existe bastante malestar, tal y como adelantó ayer este periódico. Sin embargo, según fuentes cercanas a ellos, ninguno de los dos piensa dimitir y tampoco se sienten responsables de la pérdida de los votos en las autonómicas. Se asegura que Salom recibió ayer el apoyo de gran parte de los presidentes de las juntas locales del PP de Mallorca que le pidieron que no se marchara. Salom ayer no quiso hacer declaraciones "por el bien del partido". Durán afirmó también que cuenta con el respaldo de los presidentes de las juntas de distrito de Palma para continuar.

No obstante, hay una herida interna que será difícil de que cicatrice entre ellos y la dirección del partido. Una situación que puede llevar a guerra subterránea en el partido para comprobar quien tiene más fuerza. Sería una situación similar a la ocurrida en otras ocasiones cuando el PP ha perdido el poder. Estamos hablando de la época de Jaume Matas y especialmente con la crisis que se originó con José Ramón Bauzá. Fuentes populares aseguran que todavía no se han desencadenado las durísimas hostilidades de la época Bauzá, pero sí que advierten que el partido "se está resquebrajando".

El PP ha elaborado un informe donde en Mallorca han perdido 26.674 votos con respecto al 2015 y 13.000 en Palma. Por contra, en el resto de las otras islas apenas han bajado en unos 200 votos, no 2.500 como erróneamente publicamos ayer. Todo ello se ha traducido con que en el Parlament los populares han dejado de recibir 26.943 votos, lo que fija el agujero electoral en Mallorca y en Palma.

Margalida Durán, presidenta del PP de Palma, negó ayer esta circunstancia y aseguró que con respecto a las generales han incrementado votos en todos los distritos de Palma: "Estoy absolutamente tranquila y no me siento para nada cuestionada, ya que gracias a la implantación territorial de Palma hemos ganado votos en todos los barrios con respecto a las generales, que es donde deben hacerse las comparativas". Durán recordó que ella es presidenta de Palma desde el 2017.

Antoni Costa en el Parlament

El diputado por Ibiza Antoni Costa tiene todos los números para ser la baza del PP en el Parlament como portavoz adjunto de Biel Company. Si el presidente regional deja el acta, Costa sería el portavoz titular del grupo parlamentario.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook