27 de mayo de 2019
27.05.2019

Company achaca su derrota a la división del centro-derecha

Minimiza los malos resultados del PP destacando la mejoría respecto a las generales y los buenos datos municipales

27.05.2019 | 03:53

"No hemos conseguido los resultados en las elecciones que nos hubiera gustado. Hemos remontado, pero no lo suficiente", lamentó ayer el aspirante del PP a ponerse al frente del Govern, Biel Company, que achacó su derrota a que "cuando se divide el centro-derecha, gana la izquierda".

Company evitó, al comparecer públicamente, despejar dudas sobre su futuro al frente de los populares de las islas. "El proyecto debe continuar, y yo soy uno más", apuntó, pero se negó a abordar nada vinculado a decisiones personales tras la derrota.

Bien al contrario, el presidente del PP balear puso sobre la mesa que se han mejorado los resultados que su partido había logrado en las anteriores elecciones generales, el avance logrado en el ámbito municipal y el hecho de haber conseguido situarse como la formación de centro-derecha que más votos ha logrado, dejando detrás a otros que aspiraban a superarlos. Incluso llegó a afirmar que quizás se hubiera logrado arrebatar el ayuntamiento de Palma a los partidos de izquierda de no ser por algunas "opciones pintorescas" que se han dado, en una clara referencia a Vox.



Porque en su opinión, el PSOE se ha mantenido en niveles de apoyo populares similares a los de pasadas contiendas electorales e insistió en que ha sido la división de centro derecha la que ha dado la victoria a los socialistas. En cualquier caso, felicitó a Francina Armengol por su victoria.

Biel Company consideró que lo más importante es que " pese a las ganas de algunos por enterrarnos", el PP ha demostrado que "tiene raices profundas y la planta está muy viva". En este punto, insistió en que la formación que preside " todavía está muy fuerte y con proyección de crecer". Por ello, vaticinó una victoria dentro de cuatro años para recuperar el Govern balear.

Company reiteró en varias ocasiones que su partido se presentaba a estas elecciones desde un punto de partida muy difícil, y reprochó al presidente del Gobierno central, Pedro Sánchez, el haber utilizado todos los resortes para mantenerse en el poder.

Tendencia "nacional"

Además, puso de relieve que "si los resultados que hemos obtenido solo se hubieran dado en Balears, estaría muy preocupado, pero se trata de una tendencia que se ha registrado en el conjunto del país".

Company compareció acompañado del resto de candidatos. El aspirante a ponerse al frente del Consell de Mallorca, Llorenç Galmés, también felicitó a la socialista Catalina Cladera por su victoria, y anunció que a partir de hoy trabajará para liderar una "oposición responsable" en la institución insular.

La candidata a las elecciones europeas, Rosa Estarás, se sumó a las voces que ayer hablaron de "remontada" en relación a los resultados de las pasadas elecciones generales y puso en valor el hecho de haberla conseguido en menos de un mes.

Estarás puso en valor la victoria de los populares europeos, pero también que los grupos partidarios de mantener la Unión Europea unida hayan obtenido una representación suficiente para hacer frente a las formaciones que cuestionan su mantenimiento, las "xenófobas" y las "radicales".

La candidata a eurodiputada insistió en que los resultados obtenidos por el PP en las elecciones europeas no son comparables con los que se registraron en los comicios anteriores por la aparición de nuevas formaciones políticas, como Ciudadanos o Vox, lo que ha provocado que "l as reglas del juego para el centro conservador ya no son las mismas", según concluyó.

Aplausos exclusivamente para el futuro abuelo  

Por mucho que se forzaran las sonrisas, los rostros de los dirigentes del PP durante la pasada noche fueron lo suficientemente explícitos como para apreciar que los resultados dolían. A algunos se les notó más que a otros, como al candidato a la alcaldía de Palma, Mateo Isern. Durante la primera hora del recuento llegaron a escucharse aplausos en la sede de los populares, pero el secretario general del partido, Toni Fuster (el único que dio la cara durante las primeras horas), se apresuró a acharar que se debían a que había salido a colación el tema de que Biel Company había sabido que va a ser abuelo. Para lo demás, sensación de que vienen cuatro años duros.

Análisis por Mateu Ferrer
"Marí Bosó es el líder del PP balear"

Es de esperar que el PP    balear no caerá en el mismo error que con José Ramón Bauzá, y esta vez actuará rápido. Dos años en decapitar a un presidente que hunde estrepitosamente al partido hegemónico de Balears –de 35 a 20 diputados– sale caro, como se ha visto. Con todo, del desastre de ayer los populares pueden sacar una lectura clara: Eivissa marca el camino.

Hace tiempo que la gestión y la trayectoria política de José Vicente Marí Bosó dejaron claro la valía del presidente del PP de Eivissa y exconseller de Hacienda para liderar el partido a nivel autonómico. Por si hubiera alguna duda, los resultados de ayer hablan por sí solos: En Mallorca, la lista al Parlament obtiene un 20,5% de los votos; en la isla pitiusa, la candidatura que encabezaba Antoni Costa le saca 12 puntos, situándose en el 32,5%. En Mallorca los conservadores pierden tres escaños (de 10 a 7), mientras que en Eivissa se mantienen los cinco, y se recupera el gobierno. Más claro, agua.


Compartir en Twitter
Compartir en Facebook