21 de mayo de 2019
21.05.2019

Podemos atiza al dueño de Zara

21.05.2019 | 00:29
Podemos atiza al dueño de Zara

No hay nada que le guste más a Podemos durante los periodos electorales que sentar a un rico a su mesa para atizarle sin piedad. Es su fórmula predilecta, el recurso fácil y rápido de personalizar en una trayectoria destacada todos los prejuicios sobre las perversiones del capitalismo que aún perviven en la formación de izquierdas, pese a que esa misma economía de mercado y lógicamente el fruto de su trabajo hayan permitido prosperar de forma muy destacada a los dirigentes del partido.

Amancio Ortega ha cometido la desfachatez de donar a la sanidad pública española 310 millones de euros en forma de equipos de diagnóstico y tratamiento para luchar contra el cáncer. Pero la donación, que ha beneficiado a Balears con seis millones de los que cuatro ya se han ejecutado, no es una aportación de última hora como para llamar la atención en este preciso momento de los dirigentes de Podemos. Se produjo hace dos años, en mayo de 2017. Es la necesidad de un partido que ha perdido su vocación mayoritaria lo que le obliga a recurrir a la fama de Ortega. El dueño de Zara es quien abre a Iglesias el centro del debate político, al que no conseguiría acceder del mismo modo con una exposición más reflexiva a favor o en contra de una nueva regulación del mecenazgo o de propuestas específicas para limitar o incentivar las donaciones que particulares y fundaciones realizan a fines de interés general, con sus respectivas deducciones fiscales, claro. ¿Se imagina alguien al líder de un partido francés insultar y menospreciar a François Pinault, Bernard Arnault o la familia Bettencourt tras efectuar sus millonarias aportaciones a la reconstrucción de Notre Dame? Afortunadamente, miles de ciudadanos agradecen la aportación a Ortega y no entienden esa donación como la caridad que no es.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook