26 de mayo de 2015
26.05.2015

Frente común entre Més y Podemos para pactar un Govern con el PSOE

Tanto entre sus líderes, Biel Barceló y Alberto Jarabo, como entre las dos formaciones existe compenetración para negociar con los socialistas con sus 19 diputados - Barceló tiene muchos números para ser president y apuestan por un Ejecutivo de gente preparada - Antepondrán el programa a los nombres y a las sillas institucionales

26.05.2015 | 00:10

Que la izquierda formará Govern en Balears quedó claro en la noche del pasado domingo tras las manifestaciones de los diferentes líderes progresistas, Biel Barceló, Alberto Jarabo y Francina Armengol. Lo que no está nada definido es qué tipo de acuerdo se alcanzará. Se sabe que entre Més y Podemos existe una muy buena sintonía entre las dos formaciones y entre sus líderes. Por ello, todo apunta a que harán un frente común con sus 19 diputados para presentar una alternativa y solicitar el apoyo de los socialistas en la investidura. Biel Barceló indicó ayer que no cree que "existan muchos problemas" para llegar a un acuerdo". Y es que ninguna de las tres formaciones que ostentan la mayoría de izquierdas saben que no puede abortar un Govern de progreso en Balears.
En Podemos y en Més tienen claro que antes de hablar de nombres y de reparto de sillas deberán negociar un programa con toda una serie de temas fundamentales que serán irrenunciables para el nuevo Govern. Es el caso del pacto educativo negociando con los docentes, una mejor financiación y acabar con los recortes en sanidad y educación. En definitiva, mantener el estado de bienestar. Unas condiciones comunes en las tres formaciones.

Biel Barceló y Alberto Jarabo hablaron en la noche del domingo en varias ocasiones. Principalmente para felicitarse por los resultados. No obstante, quedaron en hablar en los próximos días. Podemos no vería con malos ojos a Biel Barceló de president del Govern. Sin embargo, no hay nada decidido. Quieren formar un Govern con las personas más preparadas en cada área y no en función a su puesto en la lista de cada partido, relató ayer el diputado de Més David Abril. Una filosofía que coincide al cien por cien con Alberto Jarabo y Laura Camargo de Podemos.

La gran cuestión será si el PSOE acepta ir de comparsa en un Govern liderado por Més y Podemos. Hay un hecho muy significativo que se produjo en la noche electoral. Francina Armengol ya no se postuló para ser la presidenta, pese a que el PSOE es la lista más votada de la izquierda. Cosme Bonet, brazo derecho de Armengol, aseguraba ayer que fue una estrategia para bajar el listón y no "herir sensibilidades" ante posibles alianzas. Armengol luchará por la presidencia, pero tiene claro que primero es el pacto.
Ayer Francina Armengol viajó a Madrid para participar en la ejecutiva federal del PSOE en la calle Ferraz de Madrid. Allí vio cómo su secretario general, Pedro Sánchez, daba la orden en todas las comunidades autónomas de formar gobiernos progresistas. En la calle Miracle de Palma, sede central del PSIB, ni se plantean una posible negociación con el PP. "Sería el suicidio", reconocen.
En el PSOE tienen claro que no van a abortar un pacto de izquierdas histórico por su afán de liderar la presidencia del Govern. Aseveran que la gente ha votado cambio y es lo que se debe visualizar en las instituciones. Por consiguiente, en pocas semanas en Balears habrá un Ejecutivo progresista que también podría recibir el apoyo en la investidura del PI de Jaume Font, especialmente si es Barceló el elegido para ser el nuevo inquilino del Consolat.

Tanto PSOE como Podemos están pendientes también de una reunión entre los dos líderes nacionales, Pedro Sánchez y Pablo Iglesias. Es cierto que ambas formaciones tienen autonomía para negociar, pero también deben seguir sus estrategias en clave nacional, ya que en noviembre hay elecciones generales.
Alberto Jarabo apuntaba que ellos tienen vocación de gobernar, lo que de alguna forma daba a entender que tampoco dejarán pasar la posibilidad de un pacto de izquierdas en las instituciones isleñas. Lo que no dejaba tan claro el líder de Podemos era que la persona elegida para ocupar la presidencia sea uno de los tres cabezas de lista: "El president saldrá del Parlament", aseguró.

El papel clave de Més

Més puede jugar un papel clave para llevar la negociación del pacto a buen puerto. Puede hacer de puente para limar asperezas entre Podemos y PSOE. Biel Barceló consideró ayer que no le parece correcto que el president del Govern no sea uno de los cabezas de lista: "Nosotros nos hemos presentado para presidir las instituciones, lo contrario sería extraño", indicó. De igual modo, el candidato econacionalista aseveró que están dispuestos a liderar el cambio y así lo harán propiciando el pacto de izquierdas que, según detallaron, ordenó la ciudadanía en las urnas.

Ayer Més tuvo reunión de su junta ejecutiva para analizar los resultados y sentar las bases de las negociaciones de los futuros pactos. Barceló dejó claro que "no haremos acuerdos que signifiquen simples cambios de cromos. Debemos impulsar un gran cambio en las políticas que queremos llevar a cabo. Para ello es fundamental un pacto sólido en todas las instituciones y sin supremacía de ninguno de los tres partido". El líder de Més añadió que hablarán con las otras dos formaciones y no quiso adelantar con quier lo harán primero. Lo que sí es ya conocido es que Biel Barceló ha hablado en varias ocasiones con Alberto Jarabo. Pero desde Més también tienen claro que necesitan al PSOE para atar numerosas alcandías que deben constituirse el próximo 13 de junio.

Eso sí, Biel Barceló aseguró que tanto Miquel Ensenyat en el Consell, Antoni Noguera en Cort y él en el Govern están preparado para presidir las tres instituciones. Admitió que será una cuestión a "negociar" con Podemos y PSOE. "El pacto no es sobre personas, sino sobre el programa político y las acciones de gobierno a desarrollar en los próximos cuatro años. Nuestro principal objetivo en estos momentos es no decepcionar a la ciudadanía", aseveró el candidato de Més.

Por esta cuestión puso sobre la mesa algunas cuestiones irrenunciables para su coalición que se deberán negociar con las otras dos formaciones que tienen ámbito nacional: "Una mejora de la financiación de la Comunidad Autónoma, la cogestión aeroportuaria, un nuevo régimen fiscal que compense la insularidad", serán los principales temas que pondrán sobre la mesa. A ello hay que añadir la derogación del TIL, la eliminación de la tarjeta sanitaria de pago y evidentemente la ecotasa. "No creo que haya problemas para llegar a un acuerdo para formar Govern", sentenció Biel Barceló tras la ejecutiva de Més.

Ninguno de los tres partidos está dispuesto a poner trabas para abortar el pacto de izquierdas. Lo que ocurre es que no quieren que sea un mercadeo de sillas y cargos que no sentaría nada bien a la ciudadanía.
Antes de finalizar esta semana podría producirse una toma de contacto importante entre las tres formaciones. Més podría ser el encargado de coordinar la negociación, siempre anteponiendo el programa de las tres formaciones al reparto de cargos y de carteras.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook