12 de noviembre de 2019
12.11.2019

El PP cree que Salom negoció con Vox para recibir más votos al Senado

Los 12.700 sufragios más que sacó con respecto al PP en el Congreso evidencian su estrategia

12.11.2019 | 02:45

La senadora María Salom lo ha vuelto a hacer: conseguir muchos más votos en Mallorca que la candidata al Congreso, Margalida Prohens. Ya ocurrió en abril y aquello fue toda una sorpresa, especialmente para sus propios compañeros. Ahora, desde la cúpula popular creen que la estrategia de Salom se evidencia con su sintonía con Vox, que solo presenta a un candidato al Senado y la segunda cruz va para el primero del PP por afinidad.

Según varios dirigentes populares consultados, no se entiende que en abril ya sacará unos 8.000 votos más en Mallorca que el PP en el Congreso. Ahora, con un ascenso de 22.000 votos populares en Balears, Salom ha vuelto a superar a sus compañeros que se presentan a las Cortes en 12.700.

Vox solo presenta a una candidato al Senado, cuando el resto de partidos tienen dos. Manuela Cañadas era la única representante del partido de extrema derecha con el objetivo de concentrar el voto en una sola candidata. Por su parte, María Salom volvió a exigir que ella debía ser la primera candidata al Senado del PP, cuando habitualmente los partidos los colocan por orden alfabético. El votante de Vox necesitaba marcar dos cruces en la papeleta y, después de marcar la de Cañadas, optaba por la primera candidata del PP por afinidad ideológica o por consigna. Es la estrategia llamada como la del "uno más uno" que tiene la finalidad de garantizar la concentración de votos en bloques ideológicos más afines.

Fuentes del PP aseguraron que "Salom tiene muchos conocidos en Vox y se beneficia de ello. Estamos convencidos de que habló con Vox para que el voto no se perdiera hacia otros partidos y, además de votar a Cañadas, también apostaran por ella".

Las mismas fuentes apuntaron que, tras el recuento, en la rueda de prensa, María Salom agradeció los apoyos que había tenido de votantes de otras formaciones. Ello evidenciaba esta complicidad entre la exdelegada del Gobierno y Vox.

La exigencia de Salom de estar como primera candidata del PP en las papeletas es clave para ella. Ocurrió en abril con Miquel Ramis y ha ocurrido en estas elecciones con Javi Bonet. Ambos, si se hubiera cumplido la norma de colocar a los candidatos al Senado por orden alfabético, habrían ido por delante de ella. En este escenario se habrían beneficiado de la estrategia del "uno más uno".

Todo se remonta a cuando Pablo Casado colocó por sorpresa a Salom como candidata al Congreso en abril sin avisar al PP de Balears. Biel Company y su cúpula montaron en cólera y consiguieron que Madrid la sustituyera por Prohens. Para no arrinconar del todo a Salom le ofrecieron ser la candidatura al Senado. En ese momento ella aceptó con la única condición de ir de primera.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook