11 de noviembre de 2019
11.11.2019

Anecdotario de las Elecciones en Baleares

Un colegio retrasó su cierre y en otro se necesitó la bufanda para votar

11.11.2019 | 02:45

Jaume Font anima a los ciudadanos a acudir a los colegios electorales, aunque no revela su voto

El Pi tomó la decisión en octubre de no presentarse a estas elecciones generales por falta de dinero. "No tenemos recursos suficientes", confesó el presidente de El Pi, Jaume Font, explicando que "aún estamos pagando la campaña anterior". Los regionalistas dieron así un paso atrás y dieron libertad de voto a sus votantes del 28 de abril. A pesar de todo, Font no quiso perder la oportunidad de ejercer su derecho y, dado el bajo porcentaje de participación que ayer registraba Balears, animó a través de Twitter a votar: "Que ni el mal tiempo, ni el comprensible hartazgo te impidan dar tu opinión", mensaje que el presidente de la formación regionalista ilustró con una fotografía en la que se le veía depositando sus votos en las urnas. Lo que no reveló en la red social fue la gran incógnita, si su partido no se presentaba a las comicios, ¿a quién había votado?

La indisposición del segundo vocal del Juan de la Cierva, en Palma, obliga a retrasar su cierre

Una incidencia en el colegio electoral Juan de la Cierva, en Palma, obligó ayer a retrasar su cierre a las 20.30 horas, tras constituirse la mesa a las 09.30 horas. Según informó Delegación de Gobierno en una nota de prensa, el segundo vocal se encontró indispuesto de manera "repentina" y tuvo que abandonar el colegio antes de que se constituyera la mesa, dándose la circunstancia de que su suplente también se había ido al ver que el segundo vocal estaba presente. Ante esta situación, la Junta Electoral de Zona inició el procedimiento para buscar a un sustituto del segundo vocal que, finalmente, fue la suplente de otra mesa, al presentarse voluntaria, a lo que dio el visto bueno la Junta Electoral de Zona.

Muchos ciudadanos renunciaron en Balears a acudir a los colegios, no así algunos animales

Un simpático perro esperaba pacientemente en el colegio electoral de Santa Eulàlia, lo que contrastó enormemente con los bajos resultados de participación electoral registrados ayer en Balears, comunidad autónoma donde menos gente acudió a los colegios electorales a depositar sus votos. La participación en los comicios cayó considerablemente en relación a las elecciones del 28 de abril, con tan solo un 60% de votantes. Sin embargo, ni la lluvia, ni el frío impidieron a este perro acompañar a sus dueños al colegio electoral.

Francisca Sastre no faltó a su cita electoral en Alaró

La voluntad de Francisca Sastre no tiene parangón. A sus 99 años nunca falta a una cita electoral y ayer no iba a ser distinto. Se preparó su mejor ropa, se arregló y se dirigió al colegio electoral de Alaró, donde las urnas esperaban sus sobres.

A pesar de la lluvia un colegio instaló las mesas electorales en el patio

Una ciudadana denunció ayer en su cuenta de Twitter que el colegio electoral al que acudió a votar había instalado las mesas con las urnas en el patio. Para evitar que los vecinos se mojaran y pasaran frío pusieron una carpa y estufas, aunque la afectada aseguró que daban "un olor apestoso" y que los allí presentes tenían que llevar abrigo y bufanda.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook